Administración intratecal de fármacos

Administración intratecal de fármacos
Administración intratecal de fármacos

La administración intratecal de fármacos es una técnica en la cual se administra un medicamento directamente en el espacio intratecal, que es el espacio que rodea la médula espinal y el líquido cefalorraquídeo (LCR) en el sistema nervioso central. Esta vía de administración permite que los medicamentos atraviesen las barreras protectoras del sistema nervioso central y actúen directamente en el cerebro o la médula espinal.

La administración intratecal se utiliza en diferentes situaciones clínicas, como el tratamiento del dolor crónico, la administración de quimioterapia en ciertos tipos de cáncer del sistema nervioso central o la administración de medicamentos para tratar enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson.

El procedimiento de administración intratecal implica la colocación de un catéter o un dispositivo de acceso en el espacio intratecal. Esto se realiza a través de una punción lumbar, en la cual se inserta una aguja en el espacio subaracnoideo de la columna vertebral. Luego, se avanza un catéter flexible a través de la aguja y se coloca en el espacio intratecal. Una vez que el catéter está en su lugar, se puede utilizar para administrar el fármaco directamente en el LCR.

Algunos de los medicamentos comúnmente administrados por vía intratecal incluyen analgésicos opioides, anestésicos locales, agentes quimioterapéuticos y fármacos antiespásticos. La administración intratecal permite una concentración más alta del fármaco en el sistema nervioso central en comparación con otras vías de administración, lo que puede mejorar la eficacia terapéutica y reducir los efectos secundarios sistémicos.

La administración intratecal ofrece varias ventajas, como una mayor eficacia y una reducción de los efectos secundarios sistémicos. Sin embargo, también conlleva ciertos riesgos y complicaciones potenciales, como:

  • nfecciones: La infección en el sitio de punción lumbar o en el área alrededor del catéter intratecal es una complicación potencialmente grave. Puede ocurrir meningitis o una infección localizada en el espacio subaracnoideo. Los síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello y cambios en el estado mental. Se requiere una atención médica inmediata si se sospecha una infección.
  • Hematomas o sangrado: Durante la inserción del catéter intratecal o posteriormente, puede ocurrir sangrado excesivo o formación de un hematoma en el área de la punción lumbar. Esto puede provocar dolor localizado, hinchazón y compresión de las estructuras circundantes. En casos graves, puede ser necesario un tratamiento para controlar la hemorragia y prevenir complicaciones adicionales.
  • Cefalea post-punción lumbar (CPL): La CPL es una complicación común después de una punción lumbar y también puede ocurrir después de una administración intratecal. Se caracteriza por un dolor de cabeza intenso que generalmente empeora al estar de pie o sentado, y mejora al estar acostado. La CPL se produce debido a una fuga de líquido cefalorraquídeo a través del sitio de punción. En la mayoría de los casos, el reposo, la hidratación y los analgésicos suelen ser suficientes para aliviar los síntomas. En casos persistentes, se pueden requerir procedimientos adicionales, como el parche de sangre epidural, para sellar la fuga y aliviar la cefalea.
  • Disfunción del catéter: El catéter intratecal puede experimentar diferentes tipos de disfunciones, como obstrucciones o migración. Estas disfunciones pueden afectar la entrega adecuada del fármaco al espacio intratecal, lo que puede resultar en una reducción de la eficacia terapéutica. En algunos casos, puede ser necesario reposicionar o reemplazar el catéter.
  • Reacciones adversas sistémicas: Aunque la administración intratecal reduce el riesgo de efectos secundarios sistémicos, algunos medicamentos pueden causar reacciones adversas a nivel general. Esto puede incluir síntomas como náuseas, vómitos, mareos, sedación excesiva, cambios en la presión arterial o problemas respiratorios. El monitoreo cercano del paciente durante y después de la administración intratecal es esencial para detectar y tratar cualquier reacción adversa.

 

 

Homo medicus

 


 

 

 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...