Medicina multidisciplinaria

Medicina multidisciplinaria
Medicina multidisciplinaria

La práctica médica de calidad, desde hace algún tiempo se realiza en en equipos que incluyen grupos de diversos especialistas.

Como un paciente individual puede tener múltiples enfermedades crónicas, es probable que sea atendido por distintos especialistas, además de un médico general. Dentro del hospital, la atención puede incluir a múltiples consultores, además del médico principal que hospitalizó al paciente.

La comunicación mediante el expediente clínico es necesaria, pero no suficiente, sobre todo cuando los pacientes tienen problemas médicos complejos o cuando es necesario tomar decisiones difíciles sobre el plan terapéutico óptimo.

Los médicos deben estar dispuestos a encontrarse en persona o por teléfono para asegurar una comunicación clara y una planeación minuciosa.

Es importante señalar que los pacientes a menudo reciben o perciben distintos mensajes de varios profesionales médicos; debe intentarse mantener la consistencia de los mensajes que se emiten al paciente. Los planes y las opciones de tratamiento deben describirse de forma concisa y clara al paciente.

Otra dimensión de la atención en equipo se refiere a los profesionales de la salud afines. No es inusual que un paciente hospitalizado tenga encuentros con terapeutas físicos, farmacéuticos, inhaloterapeutas, técnicos en radiología, trabajadores sociales, nutriólogos y personal de transporte, además de los médicos y profesionales de enfermería. Cada
una de estas personas contribuye a la atención clínica y a la experiencia del paciente con el sistema de salud.

En el ámbito ambulatorio, la detección de la enfermedad y la atención de trastornos crónicos a menudo son realizadas por personal de enfermería, asistentes médicos y otros profesionales de la salud afines.

El crecimiento de la atención multidisciplinaria tiene implicaciones importantes para la cultura médica; el entrenamiento de estudiantes y residentes; y para la organización de los sistemas de salud.

A pesar de la diversidad en el entrenamiento, habilidades y responsabilidades entre los profesionales de la salud, es necesario mantener y reforzar valores comunes. Muchas escuelas de medicina incorporaron el trabajo en equipo interdisciplinario en sus planes de estudio.

La comunicación efectiva es seguramente el aspecto más difícil de implementar para la atención en equipo. Aunque la comunicación puede facilitarse con los dispositivos electrónicos, que incluyen expedientes clínicos, aplicaciones o mensajes de texto, es esencial equilibrar la eficacia con la dedicación del tiempo necesario para hablar de forma directa con los colegas.

Los pabellones médicos incluyen múltiples niveles de atención distintos, como el servicio de urgencias, salas de procedimientos, unidades de observación nocturna, unidades de cuidados intensivos y unidades de cuidados paliativos. Una consecuencia de esta diferenciación ha sido el surgimiento de especialidades.

Uno de los desafíos más importantes de la medicina interna actual es asegurar la continuidad de la comunicación y el flujo de información entre el médico de atención primaria de un paciente y estos médicos que están a cargo de la atención hospitalaria del individuo.

La participación de muchos profesionales médicos pone en riesgo la relación personal tradicional entre el paciente y el médico aunque es muy conveniente para el enfermo que haya una colaboración eficaz entre los diversos profesionales que lo atienden; sin embargo, es obligación del médico general que atiende al paciente brindar orientación integral durante toda la enfermedad.

Para cumplir con esta necesidad, el médico general debe estar familiarizado con las técnicas, las habilidades y los objetivos de los especialistas y profesionales afines que atienden a sus pacientes en el hospital.

Los médicos de atención primaria deben asegurarse que sus pacientes se beneficien de los avances científicos y la pericia de los especialistas cuando se necesiten, fuera y dentro del hospital. Los médicos generales también pueden explicar la función de estos especialistas para tranquilizar a los pacientes al hacerles ver que están en manos de los médicos mejor preparados para tratar una enfermedad grave.

El médico de atención primaria debe conservar la responsabilidad final de tomar decisiones cruciales para el diagnóstico y tratamiento, además de asegurar al paciente y su familia que las decisiones se toman en consulta con estos especialistas, por parte de un médico que tiene la perspectiva general y completa del caso.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...