El camino hacia el ENARM: planear, organizar y actuar.

El camino hacia el ENARM: planear, organizar y actuar.
El camino hacia el ENARM: planear, organizar y actuar.
¿A donde quiero ir?
¿Cómo voy a llegar?
¡Vamos pues!

 

Plantea tus objetivos

Un objetivo debe pensarse primero y ponerse por escrito inmediatamente antes de empezar un curso o periodo de estudio. Puesto que en esencia, un objetivo escrito se comporta como un mapa que te guiará a través del periodo de estudios de una  manera directa y eficaz.

Cuando escribes tus objetivos, te obligas a pensar en ellos con mayor exactitud que cuando solamente te limitas a tenerlos en la mente. Si tu objetivo está escrito, podrás consultarlo de vez en cuando, sirviendo además de guía como una fuente de inspiración.

Al realizar el objetivo principal y los objetivos secundarios, debes fijarte metas alcanzables, pero no tan bajas y adaptarlas debes adaptar forma de hacer las cosas y tus recursos.

Primero debes visualizar tus objetivos. El poder de la visualización es muy poderoso para  quienes aprenden cómo utilizarlo, se lo emplea continuamente para diferentes objetivos y propósitos.

 

Haz un plan

Un plan de curso puede ser una forma excelente para hacer un seguimiento de tus progresos y para acercarte a tu objetivo académico. Cuando realizas este tipo de programación existe un sentido real de cumplimiento cada vez que se pone logra un objetivo y se coloca una marca junto a un tema aprendido.

La mejor forma de organizarse es una programación de tu tiempo. Al realizar una organización de las actividades es posible sacar el máximo beneficio del precioso tiempo del que se dispone.

Al igual que un objetivo, una programación de tiempo es un registro de tus expectativas. La programación de actividades y del tiempo es un procedimiento paso a paso para cumplir esas expectativas, además de que  con una programación del tiempo, sabrás exactamente cuándo tienes que trabajar y cuándo puedes ocupar tu tiempo para otras responsabilidades, descanso o esparcimiento.

Siempre es recomendable durante el periodo de preparación de un examen utilizar las mejores horas del día para el estudio. Las investigaciones demuestran que el estudio durante las horas del día es más eficaz que el estudio por la noche.

La programación debe ser realista y con un margen para el error, ya que una una programación demasiado compacta es difícil de seguir y puede haber eventualidades no previstas que arruinen todo un día de programación si no se toman en cuenta.

Se recomienda estudiar en bloques de una hora que incluyan unos cincuenta minutos de estudio y unos diez minutos de  descanso para la mayor eficiencia.

 

No olvides dejar tiempo para las comidas y para el descanso que son necesarias para mantener la salud, y cuyo buen aprovechamiento tiene impacto en el estudio.

Manos a la obra

Finalmente una vez trazados el objetivo y el plan, hay que poner manos a la obra de inmediato.

  • Puedes corregir sobre la marcha pero no te detengas.
  • Mantén la disciplina y la inspiración.
  • No permitas que nada te distraiga de tus objetivos ni te desvía de tus planes, recuerda que tú mismo los trazaste así que se persistente.

 

 

 

Homo medicus

 


 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...