Despolarización y repolarización de las células cardiacas

Despolarización y repolarización de las células cardiacas
Despolarización y repolarización de las células cardiacas

Estimulada por un impulso eléctrico, la membrana de una célula cardíaca polarizada se convierte en permeable a los cationes sodio, y permite la entrada de sodio en la célula. Ello hace que el interior de la célula sea menos negativo que el exterior.

El proceso en virtud del cual se invierte el estado polarizado de la célula en reposo se denomina despolarización.

Cuando el potencial de membrana cae desde su potencial en reposo de –90 mV a cerca de –65 mV, se abren transitoriamente grandes poros en la membrana. Estos poros se denominan canales de sodio rápidos y facilitan el flujo libre y rápido de sodio a través de la membrana celular, lo que da lugar a una súbita e importante entrada de cationes sodio en la célula. Ello hace que el interior celular se torne positivo con rapidez.

En el momento en el que la concentración de cationes sodio en el interior de la célula alcanza la concentración existente fuera de la célula, el potencial de membrana cae a 0 y la célula cardíaca se despolariza. No obstante, la entrada de cationes sodio continúa, lo que genera un aumento temporal del potencial de membrana, o sobrevoltaje, de alrededor de +20 a +30 mV.

Los canales de sodio rápidos están presentes en las células miocárdicas, pero no en las células marcapasos. Estas últimas células tienen canales de calcio-sodio lentos, que se abren cuando el potencial de membrana disminuye hasta aproximadamente –50 mV.

Durante la despolarización, estos canales permiten la entrada de los cationes calcio y sodio en las células cardíacas a una velocidad lenta y gradual. El resultado es una velocidad más lenta de despolarización, en comparación con la velocidad de despolarización de las células miocárdicas que contienen canales rápidos de sodio.

Tan pronto como la célula cardíaca se despolariza, los cationes potasio salen de la célula. Este movimiento a través de la membrana celular da inicio a un proceso a través del cual la célula vuelve a su estado polarizado en reposo. El proceso, denominado repolarización, supone un complejo intercambio de iones sodio, calcio y potasio a través de la membrana celular.

El potencial eléctrico en el exterior de una célula cardíaca polarizada es menos negativo que el potencial en el exterior de una célula cardíaca despolarizada. Esta diferencia de potencial proporciona la energía necesaria para generar la corriente eléctrica que despolariza y repolariza la célula.

La despolarización de una célula cardíaca actúa como un impulso eléctrico que estimula y despolariza células adyacentes. La despolarización de las células miocárdicas provoca contracción del músculo y propagación (generación) de un impulso.

La despolarización de las células marcapasos propaga un impulso a las células marcapasos adyacentes. Este movimiento de la onda de despolarización de célula a célula produce una onda de energía eléctrica, que puede medirse como una corriente eléctrica que avanza a través del corazón.

 

 

 

Homo medicus

 


 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...