¿Quiénes pueden ser candidatos a trasplante cardiaco?

¿Quiénes pueden ser candidatos a trasplante cardiaco?
¿Quiénes pueden ser candidatos a trasplante cardiaco?

La insuficiencia cardiaca avanzada se caracteriza por refractariedad a la terapia convencional y representa un dilema clínico problemático que se asocia con una carga de síntomas aumentada, hospitalización frecuente, mala calidad de vida y riesgo alto de muerte. Estos individuos no toleran antagonistas neurohormonales en las dosis recomendadas, muestran síndrome cardiorrenal, mantienen una reserva cardiaca notoriamente inadecuada en pruebas de estrés cardiopulmonar, y por lo regular muestran un estado de gasto cardiaco bajo con presiones pulmonares altas.

El trasplante cardiaco es una intervención quirúrgica que se ha afianzado en el arsenal estándar para tratar a pacientes que presentan insuficiencia cardiaca avanzada, que por lo demás están lo bastante sanos como para recibir un tratamiento que altera la vida.

El éxito del trasplante cardiaco ha sido debido a avances en la inmunosupresión y la identificación y el manejo de rechazo de aloinjerto, así como una detección integral de complicaciones tardías, incluso arteriopatía coronaria acelerada, enfermedad maligna e insuficiencia renal.

La demanda de trasplante cardiaco supera la disponibilidad de órganos donados. Por ello, la atención a la utilidad óptima, la asignación equitativa y la autonomía del paciente deben dominar las decisiones para identificar candidatos a trasplante, e incluirlos en la lista de espera. La evaluación de candidatos que más probablemente tengan éxito con el trasplante tiene prioridad.

La asignación de corazones donados se basa en:

  • la urgencia de la situación clínica
  • el tiempo transcurrido en la lista de espera
  • la distancia desde el centro receptor.

De este modo, se otorga el estado de urgencia más alto a los candidatos que están hospitalizados y requieren dispositivos de apoyo cardiaco mecánico temporal o evaluación hemodinámica invasiva diaria y terapia inotrópica por vía intravenosa para mantener la estabilidad, mientras que los que viven en su casa reciben un estado de urgencia más bajo.

La asignación se basa también en el tiempo que un corazón donado estaría en tránsito y, por ende, en «tiempo de isquemia fría» fuera del cuerpo, que regularmente se limita a cuatro horas.

El dato clave final que se incluye en la oferta de asignación se relaciona con el grupo sanguíneo ABO. Los órganos donados se ofrecen con base en estas características iniciales, y después se realiza una evaluación más detallada del donante, lo que resulta en la aceptación o rechazo de cualquier corazón donado. Cabe destacar que las restricciones de tiempo impuestas sobre el proceso de recuperación hacen difícil realizar pruebas de compatibilidad de HLA del donante y el receptor.

Cuando hay una probabilidad alta de sensibilización en el receptor (anticuerpos circulatorios preformados contra antígenos del donante), se contemplan pruebas de compatibilidad cruzadas prospectivas o virtuales antes de la aceptación.

Otros criterios clínicos que se emplean en la decisión de aceptar un donante ofrecido son la coincidencia de tamaño entre el donante y el receptor, la edad del donante ( que por lo regular se restringe a menos de 55 años), y la presencia o ausencia de enfermedad concomitante, como arteriopatía coronaria, hipertrofia del ventrículo izquierdo, o lesión grave del aloinjerto manifiesta por elevación excesiva de marcadores de lesión (troponinas) o contracción inadecuada.

En muchos casos, el aloinjerto cardiaco se puede reacondicionar mediante terapia hormonal (incluso suplementación de hormona tiroidea) y usar para trasplante incluso si la evaluación inicial sugiere función inadecuada.

 

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...