Vistazo a la configuración general del sistema nervioso.

Vistazo a la configuración general del sistema nervioso.
Vistazo a la configuración general del sistema nervioso.

Las células especializadas que denominamos neuronas o células nerviosas transfieren información con rapidez entre distintas partes del cuerpo. Todas las neuronas de un organismo, junto con sus células de sostén, constituyen el sistema nervioso.

La neurona lleva a cabo dos actividades distintas pero acopladas: la conducción de una señal desde una parte de la célula a otra y la transmisión sináptica, que consiste en la comunicación entre células adyacentes. Un impulso o potencial de acción es una onda de despolarización eléctrica que se propaga a lo largo de la superficie de la membrana de la neurona. Cuando se aplica un estímulo en una parte de la neurona, se desencadena un impulso que se transmite a las demás partes de la célula. El citoplasma de las neuronas suelen poseer unas proyecciones largas denominadas neuritas, cuyo extremo se encuentra muy cerca de la superficie de otras células. Estos extremos son las terminaciones sinápticas, y los contactos que establecen entre células se denominan sinapsis. Las neuritas suelen especializarse para formar dendritas y axones, unas prolongaciones que suelen conducir impulsos hacia y desde el cuerpo celular, respectivamente.

La mayoría de los axones están recubiertos por una vaina de mielina, una sustancia rica en lípidos compuesta por capas membranosas muy compactas. La llegada de un impulso a una terminación desencadena la transmisión sináptica, un proceso que implica la liberación desde el citoplasma de la neurona de una sustancia química que produce una determinada respuesta en la célula postsináptica.

En algunas sinapsis, las dos células se acoplan eléctricamente, pero existe otro tipo de sinapsis en el cual las neuronas liberan sustancias químicas a la circulación sanguínea y, de este modo, producen cambios en partes lejanas del organismo. Las neuronas de este último tipo, que se denominan células neurosecretoras, están funcionalmente relacionadas con las células glandulares endocrinas.

 

El sistema nervioso central (SNC) consiste en el encéfalo y la médula espinal, y está protegido por el cráneo y la columna vertebral. Los haces de axones denominados nervios conectan el SNC con todas las partes del cuerpo. Los nervios son los componentes más visibles del sistema nervioso periférico. Los cuerpos celulares de las neuronas del SNC se encuentran en unas regiones denominadas sustancia gris.

Las acumulaciones compactas de sustancia gris son los núcleos, que no deben confundirse con los núcleos celulares. Las regiones de tejido del SNC que contienen axones pero no cuerpos celulares de neuronas se denominan sustancia blanca.

En el sistema nervioso periférico, los cuerpos celulares neuronales se agrupan formando estructuras nodulares denominadas ganglios.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...