Causas de aborto en el primer trimestre de embarazo

Causas de aborto en el primer trimestre de embarazo
Causas de aborto en el primer trimestre de embarazo

La Organización Mundial de la Salud definen el aborto como la interrupción o la pérdida del embarazo antes de las 20 semanas de gestación o con un feto expulsado con un peso menor a 500 gramos. La pérdida habitual del embarazo se refiere a las pacientes con abortos espontáneos repetitivos.

Más del 80% de los abortos espontáneos ocurren dentro de las primeras 12 semanas de gestación.

Un aborto espontáneo anembriónico no contiene elementos embrionarios identificables. Los abortos embrionarios a menudo muestran una anomalía del desarrollo del embrión, el feto, el saco vitelino y, a veces, la placenta.

De todos los abortos espontáneos, casi la mitad son abortos euploides, es decir, portan un complemento cromosómico normal. La otra mitad tiene una anomalía cromosómica. De las anomalías cromosómicas causantes de aborto 95% son causadas por errores de gametogénesis materna, y 5% por errores paternos.

Las anomalías cromosómicas causantes de abortos más frecuentes son las trisomías que se encuentra en 50 a 60% y aumenta con la edad materna. Las trisomías de los cromosomas 13, 16, 18, 21 y 22 son las más comunes.

La monosomía X (45, X) es la anomalía cromosómica específica causante de aborto más frecuente. Éste es el síndrome de Turner cuando logran nacer vivos.

La triploidía se asocia a menudo con la degeneración placentaria hidrópica o molar. El feto dentro de una mola hidatidiforme parcial con frecuencia aborta temprano, y los pocos que llevan más tiempo son todos muy deformes.

Los embarazos euploides abortan más tarde que los aneuploides.

Las dosis terapéuticas de radiación son innegablemente abortivas. Aquellas mujeres que fueron tratadas con radioterapia abdominopélvica o quimioterapia pueden tener un mayor riesgo de aborto espontáneo.

Es poco probable que los procedimientos quirúrgicos sin complicaciones realizados durante el inicio del embarazo incrementen el riesgo de aborto.

El riesgo de aborto espontáneo puede reducirse en las pacientes que consumen una dieta rica en frutas, verduras, granos integrales, aceites vegetales y pescado. La obesidad aumenta las tasas de pérdida de embarazo.

El alcohol, con sus potentes efectos teratogénicos presenta un mayor riesgo de aborto espontáneo con el uso regular o excesivo.

El consumo excesivo de cafeína se ha asociado con un mayor riesgo de aborto. Los informes relacionan el consumo intenso de casi cinco tazas de café por día, alrededor de 500 mg de cafeína o más.

Las toxinas ambientales relacinadas con el aborto espontáneo incluyen bisfenol A, ftalatos, bifenilos policlorados y diclorodifeniltricloroetano.

El incremento de la edad paterna se asocia de manera significativa con un mayor riesgo de aborto. Es probable que las anomalías cromosómicas en los espermatozoides desempeñen un papel importante.

 

 

Homo medicus

 


 

Fuente: F. Gary Cunningham, et al. Williams Obstetricia. 25ed. McGraw Hill. 2019

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...