¿Cuáles son las articulaciones fibrosas?

¿Cuáles son las articulaciones fibrosas?
¿Cuáles son las articulaciones fibrosas?

Las suturas son articulaciones fibrosas que se encuentran en el cráneo y la cara. Estas articulaciones se forman cuando los huesos se originan a partir de un esbozo membranoso y están unidos por tejido fibroso compuesto por fibras cortas. Esta unión fibrosa proporciona una gran estabilidad y resulta en una inmovilidad de la articulación.

Las suturas se clasifican según la configuración de las superficies articulares:

  • Sutura plana (armónica): En esta sutura, las superficies articulares son planas y lineales. Un ejemplo de este tipo de sutura se encuentra en los huesos nasales.
  • Sutura escamosa: En esta sutura, las superficies en contacto están talladas en bisel. Un ejemplo de este tipo de sutura se encuentra en el hueso temporoparietal.
  • Sutura dentada: En esta sutura, las superficies en contacto presentan engranamientos o dentelladuras. Un ejemplo de este tipo de sutura se encuentra en la sutura coronal.
  • Esquindilesis: En esta sutura, una superficie en forma de cresta se articula con una ranura. Ejemplos de este tipo de sutura se encuentran en el vómer y el esfenoides.

Las sindesmosis son otro tipo de articulaciones fibrosas donde los huesos están unidos por fibras más largas en forma de cordón o cinta, como los ligamentos. A diferencia de las suturas, las sindesmosis permiten cierta movilidad en la articulación. Un ejemplo de sindesmosis es el ligamento estilohioideo, que une el hueso hioides con el hueso estiloides.

La membrana interósea es una articulación fibrosa donde los huesos están unidos por una hoja de tejido conectivo. Un ejemplo de esto se encuentra en la membrana interósea radioulnar, que une los huesos del antebrazo (radio y cúbito). Esta articulación fibrosa permite una pequeña cantidad de movilidad entre los huesos, contribuyendo a la función y la estabilidad del antebrazo.

Por último, la gonfosis es una articulación fibrosa especializada donde una prolongación en forma de clavija o espina se introduce en un hueco o alvéolo y se mantiene en su posición por fibras cortas. Un ejemplo de gonfosis es la unión entre la raíz del diente y el alvéolo dental. Esta articulación fibrosa proporciona una fuerte sujeción y estabilidad a los dientes en la mandíbula.

 

 

 

Homo medicus

 


 

  Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...