Anatomía descriptiva de la ulna o cúbito

Anatomía descriptiva de la ulna o cúbito
Anatomía descriptiva de la ulna o cúbito

La ulna (cúbito) es un hueso largo que presenta un cuerpo y dos extremidades. Está situado en sentido medial al radio. Algo inclinado lateralmente desde proximal a distal, forma con el húmero un ángulo obtuso de abertura lateral. En su parte superior, el cuerpo del hueso se curva hacia adelante.

La diáfisis de la ulna están formada por hueso compacto, resistente, que circunscribe un conducto medular relativamente estrecho. Las epífisis, formadas por hueso esponjoso con celdas anchas, están inversamente dispuestas. La extremidad más voluminosa es la proximal.

 

Cuerpo

El cuerpo de la ulna es prismático triangular visto en un corte por lo que se distinguen tres caras y tres bordes:

  • La cara anterior en sus tres cuartos superiores está fuertemente excavada por un surco, donde se inserta el músculo flexor profundo de los dedos. En su cuarto inferior es redondeada, ligeramente convexa. Presta inserción al extremo medial del músculo pronador cuadrado. En la mitad superior de esta cara se encuentra el foramen nutricio del hueso que se dirige hacia el codo.
  • La cara posterior está orientada  hacia atrás y lateralmente. En su parte superior se encuentra una superficie triangular y rugosa para la inserción del músculo ancóneo. Más abajo, una cresta longitudinal divide esta superficie en una parte medial lisa, cubierta por el músculo extensor ulnar del carpo y otra parte lateral rugosa, subdividida por crestas oblicuas, donde se insertan: 
    • arriba, el músculo supinador
    • abajo, los músculos de la región posterior del antebrazo: abductor largo del pulgar, extensores corto y largo del pulgar y extensor del índice.
  • La cara medial es ancha por arriba, se estrecha hacia abajo. En su parte superior está cubierta por el músculo flexor profundo de los dedos que se inserta en ella. En su mitad inferior, superficial, está cubierta por la fascia antebraquial y la piel.

 

  • El borde anterior es marcado, en él se inserta, por arriba, el músculo flexor profundo de los dedos y, distalmente, el pronador cuadrado.
  • El borde posterior está configurado en forma de S itálica, nace por dos ramas divergentes que descienden del olécranon. Es muy marcado y perceptible bajo la piel entre las caras medial y posterior. En él se insertan: el flexor profundo de los dedos y el flexor ulnar del carpo, y en su tercio medio lo hace el extensor ulnar del carpo.
  • El borde interóseo es delgado y cortante, es obtuso en su parte inferior cerca de la articulación radioulnar distal. En él se inserta la membrana interósea del antebrazo. En su parte superior se bifurca para dirigirse a los dos extremos de la pequeña incisura radial; en la superficie triangular así delimitada se inserta el músculo supinador.

 

Extremidad superior

La extremidad superior de la ulna es más voluminosa que la del radio, por atrás asciende más que este. Forma parte de la articulación del codo. Presenta una cavidad articular, destinada a la tróclea humeral: la incisura troclear. Con forma de semiluna, la cavidad articular está recorrida en toda su extensión por una prominencia longitudinal, que se prolonga a los lados por dos caras, lateral y medial. La prominencia y sus caras se corresponden con la tróclea humeral. En la parte anterior e inferior de esta cavidad se observa una saliente, el proceso coronoides, que termina en un vértice agudo, el pico, que en la flexión del codo se aloja en la fosa coronoidea del húmero. Por debajo del pico, una superficie rugosa, la tuberosidad de la ulna, da inserción al músculo braquial. Su borde interóseo da inserción al manojo anterior del ligamento colateral ulnar.

Lateralmente, una superficie articular extendida de adelante hacia atrás constituye la incisura radial de la ulna, en la cual se aplica la circunferencia articular del radio: la articulación radioulnar proximal. Esta superficie se continúa por arriba con la de la escotadura troclear. Por delante de la incisura radial se insertan la extremidad anterior del ligamento anular del radio y el fascículo anterior del ligamento colateral radial de la articulación del codo.

Olécranon: En la parte de atras de la extremidad de la ulna se eleva la saliente voluminosa y cuadrangular del olécranon, cuya base forma cuerpo con el hueso al que parece continuar. Su parte anterior y superior encorvada hacia adelante forma el pico del olécranon, que en los movimientos de extensión del antebrazo sobre el brazo viene a alojarse en la fosa olecraneana del húmero. La cara anterior constituye la parte vertical de la incisura troclear. En la cara medial se inserta un manojo del ligamento colateral ulnar de la articulación del codo. La cara lateral da inserción la fibras del músculo ancóneo. En ambas, lateral y medial, se insertan fibras de las cabezas lateral y medial del músculo tríceps braquial. La cara posterior del olécranon está erizada de rugosidades levantadas por la inserción del tendón del músculo tríceps braquial. El olécranon constituye, bajo la piel, la saliente posterior del codo.

 

Extremidad inferior

La diáfisis de la ulna se afina poco a poco hacia abajo y termina en un pequeño engrosamiento más o menos esférico, la circunferencia articular de la cabeza de la ulna, que en su parte lateral, se corresponde con la incisura cubital ulnar del radio: la articulación radioulnar inferior. 

Inferiormente, en el ser vivo, está separada del hueso piramidal por un disco articular fibrocartilaginoso. Medialmente, se observa una saliente cilíndrica con dirección posterior e inferior, el proceso estiloides ulnar, en cuyo vértice se insertan los ligamentos ulnocarpianos de la articulación radiocarpiana.  Su base está separada de la cabeza por una superficie rugosa donde se inserta el disco articular fibrocartilaginoso. Por atrás, el proceso estiloides está separado de la cabeza de la ulna por un surco impreso por el tendón del músculo extensor ulnar del carpo.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...