Desarrollo del esternón

Desarrollo del esternón
Desarrollo del esternón

El esternón se desarrolla inicialmente a partir de un modelo cartilaginoso en la infancia, que luego experimenta osificación y fusión a lo largo del crecimiento. El proceso de osificación no se completa hasta la edad adulta, con la fusión gradual de las diferentes partes del esternón.

¿Qué es el esternón?

El esternón, un hueso impar, mediano y simétrico, constituye una pieza fundamental en la anatomía humana al encontrarse en la parte anterior del tórax, entre los cartílagos costales derecho e izquierdo. Su estructura se compone de tres segmentos: el manubrio, ubicado en la porción superior y que se articula con las clavículas y la primera costilla; el cuerpo, sección media y extensa que sirve como punto de unión para diversas costillas; y la apófisis xifoides, parte inferior que varía en forma y tamaño y que puede permanecer cartilaginosa antes de completar su osificación.

Este hueso desempeña un papel esencial en la protección de órganos vitales en la cavidad torácica, incluyendo el corazón y los pulmones. Su posición estratégica en el centro del pecho actúa como un escudo ante posibles lesiones externas, contribuyendo a la estabilidad y rigidez del esqueleto torácico.

Además de su función protectora, el esternón proporciona soporte estructural al pecho y sirve como punto de unión para varias estructuras anatómicas clave. Participa activamente en la facilitación de la función respiratoria y el movimiento coordinado de la caja torácica durante la respiración.

Desarrollo del esternón

Desarrollo del esternón

Desarrollo del esternón

El modelo cartilaginoso inicial del esternón es una estructura anatómica compleja que experimenta un proceso de desarrollo y osificación a lo largo del tiempo. Este modelo se origina con dos tallos cartilaginosos que se fusionan rápidamente. A medida que el cartílago se forma, se observan varias características importantes:

  • Manubrio:
    • Se identifica un punto óseo que se desarrolla para formar el manubrio. Esta parte del esternón es esencial para la articulación con las clavículas y la primera costilla.
  • Cuerpo y Sternebras:
    • Se observan ocho puntos de osificación en el cartílago, los cuales se desarrollan para formar el cuerpo del esternón. Estos puntos individuales se conocen como esternebras. A medida que el desarrollo progresa, estas esternebras se fusionan progresivamente a partir de los 3 años de edad, formando una estructura continua.
  • Apófisis Xifoides:
    • Se presenta un punto para la apófisis xifoides, que tiene una aparición más tardía en el proceso de desarrollo. La apófisis xifoides es la parte inferior del esternón y puede variar en forma y longitud.

El proceso de fusión de las esternebras es gradual y se lleva a cabo de manera progresiva, iniciándose a partir de los 3 años de edad. La fusión completa del manubrio con el cuerpo del esternón, sin embargo, es un proceso más prolongado y no se completa hasta alrededor de los 20 o 25 años. Esto destaca la naturaleza dinámica del desarrollo del esternón a lo largo de la infancia, la adolescencia y la adultez.

En cuanto a la apófisis xifoides, esta tiende a permanecer independiente durante un período prolongado, lo que significa que su fusión con el resto del esternón se produce más tarde en la vida. Este proceso continuo de osificación y fusión refleja la complejidad y la importancia funcional del esternón en el esqueleto humano.

Anomalías del desarrollo del esternón

Las anomalías de desarrollo que afectan principalmente la parte inferior del esternón pueden dar lugar a deformidades notables, siendo las más destacadas el “tórax en embudo” y el “tórax en carena” o “en quilla”. Estas anomalías están vinculadas al proceso de osificación y fusión de las diversas partes del esternón durante el desarrollo embrionario.

El “tórax en embudo” se caracteriza por una depresión en la parte anterior del pecho, donde la extremidad inferior del esternón se acerca a la columna vertebral. Este fenómeno suele asociarse a un desarrollo inusual o a una fusión anómala de la apófisis xifoides. La consecuencia directa es una alteración en la forma y función de la caja torácica, comprometiendo la protección de los órganos internos, lo que podría derivar en complicaciones clínicas.

Por otro lado, el “tórax en carena” se manifiesta como una saliente anterior del esternón, creando una forma de quilla o carena en la parte frontal del pecho. Esta condición puede deberse a un desarrollo anormal de las costillas o a una fusión inusual de las esternebras. La proyección hacia adelante del esternón puede afectar la expansión normal de la caja torácica, impactando así en la función respiratoria y generando potenciales implicaciones clínicas.

Factores genéticos y ambientales pueden contribuir a estas anomalías. La predisposición hereditaria y condiciones uterinas específicas durante el desarrollo fetal son consideraciones importantes. Estas deformidades no solo poseen implicaciones estéticas, sino que también pueden desencadenar dificultades respiratorias, problemas cardíacos y afectaciones en la postura. La gravedad de estas consecuencias varía en función de la magnitud de la deformidad.

 

Homo medicus

 


 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...