¿Cómo es la circulación fetal?

¿Cómo es la circulación fetal?
¿Cómo es la circulación fetal?
 Nutrición del feto

A partir de la tercera semana de vida intrauterina, el embrión obtiene nutrientes provenientes de su madre. Los nutrientes llegan a través de intercambio de sustancias por medio de la placenta, desarrollada dentro del útero durante la gestación, a la cual el feto está unido por medio del cordón umbilical.

Cordón umbilical

El cordón umbilical contiene a:

  • la vena umbilical
  • dos arterias umbilicales

La vena umbilical es gruesa en comparación con las arterias umbilicales que son de menor calibre. La gelatina de Wharton es un cojín que protege los vasos.

Trayecto de la sangre en la circulación fetal

La sangre parte desde la placenta, donde se efectúan todos los cambios nutritivos con la sangre de la madre. Desde allí la sangre oxigenada transcurre por la vena umbilical, hacia el feto.

El trayecto de sangre proveniente de la vena umbilical, se dirige hacia el hígado fetal y a través del conducto venoso, llega  a la vena cava inferior.

 

En el hígado hay un aporte de sangre venosa proveniente de la vena porta hepática . Desde este punto, los vasos sanguíneos contienen sangre mezclada

A la vena cava inferior se incorpora también sangre venosa de los miembros inferiores y de la parte infradiafragmática del tronco, la cual en conjunto penetra en el atrio derecho, donde se mezcla con la sangre venosa que procede de la cabeza y de los miembros superiores, a través de la vena cava superior y sangre proveniente de las paredes del corazón a través del seno coronario.

Desde la aurícula derecha parten dos corrientes:

  • La circulación mayor atraviesa el tabique interatrial por el foramen oval (de Botal), recorre el atrio (aurícula) y el ventrículo izquierdo para pasar a la aorta, que la distribuye en el resto del cuerpo. Es la corriente principal.
  • La circulación menor pasa al ventrículo derecho y llega a los pulmones por el tronco pulmonar.

Debido a que los pulmones del feto no son funcionales, no se modifican la composición gaseosa de la sangre, la cual regresa al atrio izquierdo por las venas pulmonares y se vierte a la circulación aórtica.

A partir del sistema aórtico, por medio de las arterias umbilicales,  la sangre es enviada de nuevo a la placenta.

Las arterias umbilicales, al inicio pares de ramas ventrales de la aorta dorsal, se dirigen a la placenta en estrecho contacto con el alantoides. Después del nacimiento, las porciones proximales de las arterias umbilicales persisten como arterias iliaca interna y vesical

superior; las porciones distales se obliteran para constituir los ligamentos umbilicales medios.

La circulación mayor  proveniente de la aorta, irriga el cuerpo del feto con sangre arterial y venosa mezcladas, cuyo objetivo es la nutrición de los tejidos para favorecer el  crecimiento.

En el embrión o feto, no existe ninguna “circulación funcional” en su sistema digestivo ni en las glándulas de secreción externa, riñones o piel. Solo el hígado recibe sangre oxigenada proveniente de la madre a través de la vena umbilical.

Cambios al nacimiento

Al momento de nacimiento cuando el cordón umbilical es ligado:

  • Los vasos umbilicales se atrofian, igual que el conducto venoso, y originan cordones fibrosos.
  • El foramen oval y el conducto arterioso se obliteran.
  • La ventilación pulmonar del recién nacido permite la  oxigenación sanguínea por sus propios medios y no
    depender de la oxigenación placentaria.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...