¿Es funcional la glándula tiroides en el feto?

¿Es funcional la glándula tiroides en el feto?
¿Es funcional la glándula tiroides en el feto?

La glándula tiroides es un órgano endocrino grande e impar que tiene forma de mariposa; se localiza en la cara anterior del cuello. Su función es la síntesis y liberación de hormonas tiroideas que se encargan de regular y mantener múltiples procesos metabólicos.

En el aspecto filogenético, el tejido tiroideo se relaciona con el sistema gastrointestinal. El esbozo de la glándula tiroides se origina en los embriones de 3 mm como una pequeña invaginación del endodermo situado en el piso de la faringe, detrás del tubérculo lingual medio. En los embriones de cuatro semanas se origina, a partir del piso de la faringe, un divertículo medio, en el nivel cefalocaudal, entre la primera y la segunda bolsa.

La glándula tiroides es el primero de los derivados faríngeos en completar su diferenciación. Casi desde su aparición este esbozo tiroideo presenta dos lóbulos.

La glándula tiroides permanece unida con la parte de la lengua correspondiente al orificio ciego (foramen cecum) mediante un cordón epitelial o conducto tirogloso, el cual posteriormente se atrofia, aunque en casos anormales puede persistir.

Al comienzo de la séptima semana la glándula tiroides se encuentra cerca del nivel del esbozo laríngeo; se encuentra bien diferenciada y la mayor parte de su asa consiste ahora en lóbulos que se extienden a los lados de la línea media con un istmo estrecho de tejido que los une.

Las células del cuerpo último branquial originan las células parafoliculares o células C que secretan calcitonina.

A finales del tercer mes del desarrollo intrauterino, y con mayor intensidad durante el cuarto, comienza a acumularse en el centro de los nidos celulares de la glándula tiroides una sustancia acidófila denominada coloide, constituyéndose de esta forma el folículo tiroideo, con una masa central de coloide rodeada por un epitelio cúbico simple o cilíndrico bajo. 

El tejido conjuntivo entre los folículos tiroideos es muy vascularizado, lo que facilita la entrada de las hormonas tiroideas al torrente circulatorio.

La glándula tiroides comienza a funcionar entre las semanas décima y duodécima de la gestación. Las hormonas tiroideas desempeñan un papel fundamental en el desarrollo prenatal y posnatal, regulando la síntesis de proteínas y acciones mediadas a través de factores de crecimiento.

En el periodo prenatal la secreción de la hormona tiroidea se incrementa con rapidez como resultado de un aumento en la función del eje hipotálamo-hipófisis-tiroides.

Conforme avanza el embarazo se elevan, de manera significativa, las concentraciones séricas fetales de hormona estimulante de la tiroides (TSH), tiroxina (T4), globulina fijadora de tiroxina, T4 libre y total y triyodotironina (T3).

Desde finales de la vida intrauterina hasta uno o dos años después del nacimiento, las concentraciones apropiadas de las hormonas tiroideas son esenciales para el desarrollo normal del cerebro y del organismo en general.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...