La genética clínica y su relación con la eugenesia

La genética clínica y su relación con la eugenesia
La genética clínica y su relación con la eugenesia

La genética clínica, un campo vital en la medicina moderna, ha estado históricamente relacionada con la controvertida noción de eugenesia, la cual proponía la mejora de la especie humana mediante la prevención de la reproducción de individuos considerados genéticamente indeseables. Esta idea, desacreditada ampliamente, tuvo su origen en el Reino Unido y fue practicada extensamente en los Estados Unidos, alcanzando su punto más sombrío durante la Segunda Guerra Mundial en Alemania.

Sin embargo, la práctica de la genética y la genómica clínica ha experimentado un cambio drástico respecto a estas asociaciones con la eugenesia. En la actualidad, la genética clínica busca mejorar la salud y la esperanza de vida de las personas afectadas por trastornos genéticos, adoptando un enfoque disgenésico. Esto implica que, en lugar de evitar la reproducción de ciertos individuos, se busca mejorar su salud y calidad de vida.

La práctica actual de la genética y la genómica clínica se centra en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades genéticas, con el objetivo de mejorar la salud y la calidad de vida de los pacientes afectados. Aunque teóricamente el tratamiento exitoso de los trastornos genéticos puede aumentar la frecuencia de variantes patógenas en la población, en realidad, este efecto sobre la población es mucho más pequeño que el de las tasas de mutaciones naturales. Por lo tanto, el impacto en la población en general es limitado.

El concepto de genética reproductiva plantea la preocupación de que, a pesar de la ausencia de leyes o prácticas abiertamente eugenésicas en la actualidad, persistan preocupaciones sobre tendencias eugenésicas sutiles en la medicina reproductiva. La genética reproductiva se refiere al conjunto de prácticas y tecnologías que se utilizan para ayudar a las parejas a concebir y tener hijos sanos, así como para prevenir o tratar enfermedades genéticas en los descendientes.

Aunque las prácticas eugenésicas abiertas ya no son aceptadas, existen inquietudes sobre el potencial sesgo eugenésico en la medicina reproductiva, especialmente en relación con la amplia disponibilidad de pruebas prenatales y la interrupción selectiva del embarazo. Estas pruebas pueden detectar anomalías genéticas o cromosómicas en el feto durante el embarazo, lo que brinda a los padres la opción de interrumpir el embarazo si se detecta una enfermedad grave o una discapacidad.

Las preocupaciones sobre el sesgo eugenésico surgen de las presiones económicas y sociales contra la enfermedad y la discapacidad, que pueden influir en las decisiones de los padres sobre la continuación o interrupción del embarazo. Esto puede llevar a situaciones en las que se prefiera la selección de embriones o la interrupción del embarazo basada en características genéticas o discapacidades, lo que refleja una forma de discriminación genética.

La genética clínica y su relación con la eugenesia

La genética clínica y su relación con la eugenesia

El análisis histórico y sociológico de la genética nos ofrece una importante lección: los profesionales médicos que buscan mejorar la salud de sus pacientes no deben titubear en utilizar el diagnóstico genético y genómico, así como los tratamientos dirigidos, dejando de lado cualquier temor relacionado con la historia eugenésica en este campo.

Esta lección resalta que la genética es simplemente una más de las facetas del avance tecnológico en la medicina moderna y no debe ser considerada una excepción dentro del amplio campo médico. Aunque pueden surgir preocupaciones bioéticas específicas relacionadas con la genética, estas no son necesariamente mayores ni más preocupantes que las que se presentan en otras especialidades médicas.

El concepto enfatiza que los profesionales clínicos deben desestimar las objeciones que sugieren que la genética clínica y la genómica son de alguna manera excepcionales o que deberían ser evitadas o desaconsejadas en comparación con otros campos de la medicina.

Se argumenta que una prueba genética o genómica utilizada para el diagnóstico y tratamiento de un adulto con una enfermedad cardiaca no es diferente de otros procedimientos comunes en medicina, como un cateterismo cardíaco, una ecografía o una determinación de la concentración de troponina. En esencia, se trata simplemente de otra herramienta en el moderno arsenal biomédico, con un gran potencial para mejorar la salud y prolongar la vida de los pacientes.

Esta perspectiva destaca que la genética clínica y la genómica deben ser consideradas como parte integral de la práctica médica contemporánea, en igualdad de condiciones con otros procedimientos y tecnologías médicas establecidas. En lugar de ser vistas como excepcionales o cuestionables, se deben reconocer como herramientas valiosas que pueden proporcionar información crucial para el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades.

 

 

Homo medicus

 


 

¡Gracias por visitarnos!

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...