Las mitocondrias regulan la apoptosis

Las mitocondrias regulan la apoptosis
Las mitocondrias regulan la apoptosis

Las mitocondrias, además de su papel en la producción de energía celular, también desempeñan un papel crucial en la regulación de la apoptosis, o muerte celular programada. Esta regulación implica una intrincada red de señales que determinan si una célula debe avanzar hacia la apoptosis o evitarla. Las mitocondrias son componentes centrales de esta red, ya que integran señales proapoptósicas (a favor de la apoptosis) y antiapoptósicas (en contra de la apoptosis) que finalmente determinan el destino de la célula.

El equilibrio entre las señales proapoptósicas y antiapoptósicas es fundamental para la decisión de una célula de avanzar o no hacia la apoptosis. Las mitocondrias actúan como nodos de integración para estas señales, influenciando la decisión final.

Aquí está cómo funciona este proceso:

  • Señales proapoptósicas: Cuando una célula enfrenta estrés, daño genético, infección u otros factores adversos, se activan vías proapoptósicas que generan señales que favorecen la apoptosis. Estas señales pueden incluir proteínas como el factor de necrosis tumoral (TNF) o el p53, que desencadenan respuestas en cadena que conducen a la muerte celular. Las mitocondrias se involucran liberando moléculas proapoptósicas como el citocromo c desde su espacio intermembranal al citosol celular.
  • Señales antiapoptósicas: Por otro lado, existen señales y proteínas que tienen un efecto contrario, inhibiendo la apoptosis. Estas incluyen proteínas como las proteínas Bcl-2, que tienen la capacidad de bloquear la liberación de citocromo c y otras moléculas proapoptósicas desde las mitocondrias. Estas proteínas antiapoptósicas mantienen la integridad mitocondrial y bloquean la cascada apoptótica.
  • Equilibrio y decisión: El equilibrio entre estas señales proapoptósicas y antiapoptósicas es lo que finalmente determina si una célula avanza hacia la apoptosis o no. Cuando las señales proapoptósicas superan a las antiapoptósicas, las mitocondrias pueden sufrir cambios en su permeabilidad, liberando moléculas proapoptósicas al citosol. Estas moléculas activan caspasas, enzimas clave en la cascada apoptótica, que finalmente llevan a la degradación celular programada.

Las mitocondrias participan en este proceso al permitir o bloquear la liberación de moléculas proapoptósicas. Cuando las mitocondrias detectan señales proapoptósicas, como daño celular o estrés, su permeabilidad puede cambiar, lo que desencadena la liberación de citocromo c y otras moléculas que activan las caspasas. Esto inicia la cascada apoptótica y conduce a la degradación ordenada de la célula.

 

 

 

Homo medicus

 


 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...