¿Qué es un derrame pericárdico?

¿Qué es un derrame pericárdico?
¿Qué es un derrame pericárdico?
Concepto

El derrame pericárdico puede presentarse en cualquiera de los cuadros de pericarditis aguda. La rapidez de acumulación de líquido en el pericardio es la que rige la importancia fisiológica del derrame. Dada la distensibilidad del pericardio, los derrames que tienen más de 1 000 ml pueden evolucionar lentamente y no producir efectos hemodinámicos. Derrames pericárdicos poco voluminosos pueden surgir con rapidez y originar taponamiento, por la relación lineal entre el volumen de líquido y la presión intrapericárdica.

El taponamiento se caracteriza por incremento de la presión intrapericárdica (>15 mmHg) que restringe el retorno venoso y el llenado ventricular.

 

Manifestaciones clínicas

Los derrames pericárdicos a veces se acompañan de dolor si se producen como parte de un cuadro inflamatorio agudo, o pueden ser indoloros, como suele ocurrir con los de origen neoplásico o urémico.

El taponamiento cardiaco puede ser un síndrome mortal si se manifiesta por taquicardia, hipertensión, pulso paradójico, intensificación del pulso yugular, apagamiento de los ruidos cardiacos y disminución del voltaje ECG, o alternancia eléctrica.

Con frecuencia surgen disnea y tos, en particular con el taponamiento cardiaco.

En el taponamiento cardiaco, de manera característica, se observan taquicardia, taquipnea, disminución de la diferencia de presiones del pulso y conservación relativa de la presión sistólica.

 

Exámenes complementarios
  • Las imágenes de las radiografías de tórax pueden sugerir derrame pericárdico crónico por agrandamiento de la silueta cardiaca con una configuración globulosa, pero en situaciones agudas su aspecto puede ser normal.
  • Ante un derrame pericárdico en el electrocardiograma a menudo se detectan cambios inespecíficos de la onda T y disminución del voltaje de QRS.
  • La ecocardiografía es el método primario para detectar derrame pericárdico
  • La resonancia magnética y la tomografía del corazón son útiles para observar líquido en pericardio y engrosamiento de esta capa, así como lesiones acompañantes en puntos próximos.
  • La pericardiocentesis o la biopsia diagnóstica suelen estar indicados para estudios microbiológicos y citológicos del derrame pericárdico.
  • El análisis de líquido pericárdico es útil para descartar una causa bacteriana y, en ocasiones, en las neoplasias.

 

 

Tratamiento
  • Los derrames de poca importancia pueden vigilarse clínicamente por observaciones cuidadosas del pulso yugular y pruebas para detectar cambios en el pulso paradójico.
  • En caso de haber taponamiento se necesita pericardiocentesis urgente o cirugía del corazón.
  • El drenaje continuo o repetido del derrame pericárdico puede estar indicado en particular si proviene de neoplasias malignas.
  • Las ventanas pericárdicas que se realizan por medio de toracoscopia auxiliada por video han sido particularmente eficaces para evitar recidivas del derrame pericárdico.
  • El derrame recidivante en casos de neoplasias y la uremia en particular necesitan a veces de la práctica de pericardiectomía parcial.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...