8 cualidades que debe reunir el médico ideal

8 cualidades que debe reunir el médico ideal
8 cualidades que debe reunir el médico ideal

 

La aplicación de las siguientes condiciones que debe reunir el médico es el llamado perfil del médico, esto es, las cualidades ideales que debe tener para lograr óptimo desempeño de su profesión y lograr la imagen que la sociedad espera de él. Éstas generalmente se acuñan; esto es, son vivencias inculcadas en el seno familiar y forman parte del bagaje cultural de cada individuo. Las vivencias posteriores, raciales, ambientales, sociales, pueden relativamente influir en la aplicación individual, personalidad y comportamiento ante estas ideales cualidades.

 

Abnegación al enfermo, a la sociedad, a la humanidad, puesto que el médico debe entregarse incondicionalmente al servicio de su profesión todos los días y horas del año, y debe darse sin egoísmo. Esta abnegación debe llevarle a ser cada día mejor, adquirir y mantener habilidades, conocimientos médicos y de cultura general para sobresalir siempre en su profesión.

 

Adaptabilidad al carácter, personalidad, nivel social, cultural y económico del paciente y sus familiares, a sus expectativas y demandas. También debe adaptarse a sus compañeros de trabajo y al nivel profesional que desempeña, tanto en la práctica privada como en la institucional.

 

Altruismo no es regalar los servicios. El médico debe cobrar justamente sus honorarios, sin comercializar con el dolor humano. En caso de considerarlo conveniente y a su libre albedrío puede obsequiar su trabajo; pero es erróneo pensar que el profesionista de la medicina, no tenga que ser retribuido económicamente de acuerdo a las posibilidades del paciente y muy especialmente de las instituciones que lo contratan.

El médico en el desempeño honesto de su profesión debe recibir ingresos económicos que le permitan una vida decorosa, acorde con el nivel social que le corresponde.

 

Amor a la humanidad y a su profesión. Si nuestro amor es grande, grande será el fruto que de él obtenga la medicina, pues el amor es el que nos hace aprender el arte y fuera de él, no nacerá ningún médico.

 

Apostolado el llamado apostolado de la medicina no implica servicios gratuitos, el médico también tiene necesidades que satisfacer y metas que alcanzar. Debe más bien entenderse como entrega total e impecable ejercicio de la medicina.

 

Atención esmerada y acuciosa durante el interrogatorio, exploración y en la interpretación de síntomas y signos, estudios de laboratorio y gabinete, para dar confianza al paciente y demostrarle interés por conocer y resolver el problema médico o social que afecta su salud. Debe además, estar atento en todas sus acciones, sin perder su concentración durante el trabajo médico y especialmente quirúrgico.

 

Autocrítica para conocer sus propios alcances, valías, aciertos y errores, e incluso increparse a sí mismo.

 

Autoestima es importante para valorarse a sí mismo, sin egoísmo.

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...