¿Cómo se distribuye el agua en el organismo?

¿Cómo se distribuye el agua en el organismo?
¿Cómo se distribuye el agua en el organismo?

El agua es el componente más abundante del organismo; constituye cerca del 50% del peso corporal en las mujeres y 60% en los varones.

El agua corporal total está distribuida en dos grandes compartimientos: 55 a 75% se encuentra en el interior de las células lo que se denomina líquido intracelular; y 25 a 40% fuera de las células lo que se conoce como líquido extracelular.

El líquido extracelular se subdivide en espacios intravascular (agua plasmática) y extravascular (intersticial) en una proporción de 1:3.

El líquido se desplaza entre los espacios intravascular e intersticial a través de la pared de los capilares, este fenómeno es regido por las fuerzas de Starling, que comprenden dos factores: la presión hidráulica capilar y la presión coloidoosmótica.

El gradiente transcapilar de presión hidráulica rebasa el gradiente de presión osmótica correspondiente y así induce el desplazamiento del ultrafiltrado plasmático y su paso al espacio extravascular. El líquido retorna al interior del compartimiento intravascular por medio del flujo linfático.

La concentración de solutos o partículas de un líquido se conoce como osmolalidad, y se expresa en miliosmoles por kilogramo de agua (mosm/kg).

El agua se difunde con facilidad a través de casi todas las membranas celulares hasta alcanzar el equilibrio osmótico en ambos lados. Lo que significa que la osmolalidad de líquido extracelular es igual a la osmolalidad del líquido intracelular.

Aunque la osmolalidad sea igual en ambos lados de las membranas celuares, las composiciones de solutos extracelulares e intracelulares difieren enormemente gracias a la actividad de diversos transportadores, conductos y bombas de membrana impulsadas por ATP.

Las principales partículas del líquido extracelular son el sodio (Na+) y sus aniones acompañantes cloruro (Cl–) y bicarbonato y (HCO3–).

Las principales partículas del líquido intracelular son el potasio (K+) y los ésteres de fosfato orgánicos (trifosfato de adenosina, creatinfosfato y fosfolípidos).

Hay solutos que son «exclusivos» del líquido extracelular o del líquido intracelular y éstos son los elementos de los que depende la “tonicidad” o la osmolalidad efectiva de cada compartimiento. Los osmoles ineficaces son partículas, como la urea, que no contribuyen a los desplazamientos de agua a través de casi todas las membranas.

La secreción de vasopresina, la ingestión de agua y el transporte renal de de agua colaboran para mantener la osmolalidad hídrica en el organismo del ser humano entre 280 y 295 mosm/kg.

 

 

Homo medicus

 


 

 

Fuente:

  • Brunicardi C.F. Schwartz. Principios de cirugía. 11 ed. McGraw Hill. 2020

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...