¿Cuál es la función de las sales biliares en la digestión y absorción de las grasas?

¿Cuál es la función de las sales biliares en la digestión y absorción de las grasas?
¿Cuál es la función de las sales biliares en la digestión y absorción de las grasas?

Las sales biliares derivadas del catabolismo del colesterol son esteróles hidrosolubles saturados, con propiedades físico-químicas diferentes de los ácidos biliares. Como estructura tienen un núcleo esteroideo, compuesto por cuatro anillos de hidrocarburos fusionados y ligados con glicina o taurina. Son anfofílicas por tener superficies ionizadas hidrofílicas y superficies hidrofóbicas compuestas por los anillos.

Las células hepáticas sintetizan alrededor de 6 g de sales biliares al día. El precursor de estas sales es el colesterol procedente de la dieta o sintetizado por los hepatocitos durante el metabolismo de las grasas. El colesterol se convierte primero en ácido cólico o ácido quenodesoxicólico en cantidades casi iguales.

El ácido cólico o ácido quenodesoxicólico se combinan sobre todo con la glicina y, en menor medida, con la taurina y forman los ácidos biliares glucoconjugados y tauroconjugados. Las sales de estos ácidos, principalmente las sales sódicas, se excretan por la bilis.

Las sales biliares ejercen dos efectos importantes en el tubo digestivo:

  • Tienen una acción detergente para las partículas de grasa de los alimentos. Esta acción, que disminuye la tensión superficial de las partículas y favorece la fragmentación de los glóbulos en otros de tamaño menor por efecto de la agitación del contenido intestinal, es la llamada función emulsificadora o detergente de las sales biliares.
  • Las sales biliares ayudan a la absorción de los ácidos grasos, los monoglicéridos, el colesterol, y otros lípidos en el aparato digestivo. Ayudan a su absorción mediante la formación de complejos físicos diminutos llamados micelas con los lípidos que, debido a la carga eléctrica aportada por las sales biliares, son semisolubles en el quimo. Los lípidos intestinales son «transportados» de esta manera a la mucosa para su posterior absorción hacia la sangre.

En ausencia de sales biliares en el tubo digestivo, se excretarían con las heces hasta el 40% de los lípidos ingeridos, con el consiguiente déficit metabólico por la pérdida de estos nutrientes.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...