¿Qué son las fibras reticulares del tejido conjuntivo?

¿Qué son las fibras reticulares del tejido conjuntivo?
¿Qué son las fibras reticulares del tejido conjuntivo?

Las fibras reticulares reciben su nombre por su organización en redes o mallas. En el tejido conjuntivo laxo, las redes de fibras reticulares se hallan en la unión con el tejido epitelial, así como alrededor de los adipocitos, los vasos sanguíneos de pequeño calibre, los nervios y las células musculares. También se hallan en los tejidos embrionarios.

Las fibras reticulares del tejido conjuntivo proveen un armazón de sostén para los componentes celulares que se encuentran en los diversos tejidos y órganos del organismo.

Las fibras reticulares junto con las fibras de colágeno de tipo I comparten una característica importante. Ambas están compuestas por fibrillas de colágeno. Pero a diferencia de las fibras de colágeno, las fibras reticulares están conformadas por colágeno de tipo III.

La prevalencia de fibras reticulares es un indicador de madurez de un tejido. Su presencia es importante en las primeras etapas de la curación de la herida y de la formación del tejido cicatrizal, donde aportan la fuerza mecánica inicial a la matriz extracelular recién sintetizada.

 

¿Quién sintetiza las fibras reticulares?

A medida que progresa el desarrollo embrionario o la curación de la herida, las fibras reticulares se reemplazan gradualmente por las fibras de colágeno tipo I, que son más fuertes. Las fibras reticulares también funcionan como un estroma de sostén en los tejidos hematopoyético y linfático. En estos tejidos, un tipo especial de célula, la célula reticular, produce el colágeno de la fibra reticular. Esta célula posee una relación única con la fibra. Rodea la fibra con su citoplasma para así aislarla de los demás componentes del tejido.

En la mayoría de los demás sitios, las fibras reticulares son producidas por los fibroblastos. Algunas excepciones importantes a esta regla son el endoneuro de los nervios periféricos, donde las células de Schwann secretan fibras reticulares; la túnica media de los vasos sanguíneos y la muscularis (capa muscular) del tubo digestivo, donde las células musculares lisas secretan fibras reticulares y de colágeno.

 

Características de las fibras reticulares

Las fibrillas individuales que constituyen cada fibra reticular muestran un patrón de bandas transversales de 68 nanómetros (nm) el cuál es el mismo que las fibrillas de colágeno tipo I. Las fibrillas tienen un diámetro aproximado de 20 nm, presentan un diseño ramificado y normalmente no se agrupan para formar fibras más gruesas.

En los preparados de rutina teñidos con Hematoxilina & Eosina, no es posible identificar las fibras reticulares. Al ser observadas bajo el microscopio óptico con técnicas de tinción especiales, las fibras reticulares exhiben un aspecto filiforme.

Como las fibras reticulares contienen una concentración mucho mayor de los mismos sacáridos que contienen las fibras de colágeno tipo I, se pueden distinguir con cierta facilidad si se utiliza la reacción del ácido peryódico de Schiff (PAS). También pueden observarse usando procedimientos especiales de impregnación argéntica, como lo son los métodos de Gomori y Wilder. Las fibras aparecen negras después del tratamiento con plata; por lo tanto, se dice que son argirófilas. En estos preparados, las fibras de colágeno, que son más gruesas, se tiñen de color pardo.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...