Salud cardiovascular

Salud cardiovascular
Salud cardiovascular

En el año 2010, la American Heart Association (AHA) introdujo un enfoque innovador en la evaluación de la salud cardiovascular, redefiniendo el concepto para abordar no solo la ausencia de enfermedad cardíaca, sino también su impacto en la longevidad, la prevención de enfermedades, la calidad de vida en la vejez y el bienestar general. Esta nueva definición adoptó un enfoque integral, considerando no solo factores biológicos, sino también comportamientos y hábitos de vida que juegan un papel crucial en la salud cardíaca a lo largo del tiempo.

La base de este enfoque radica en siete comportamientos y factores de salud clave que se han demostrado tener una influencia directa en la salud cardiovascular y su relación con la longevidad y la calidad de vida. Estos siete factores incluyen:

  • Costumbres alimentarias: La dieta desempeña un papel fundamental en la salud cardiovascular. Una alimentación equilibrada y rica en frutas, verduras, granos enteros y grasas saludables está asociada con un menor riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Actividad física: El nivel de actividad física regular está vinculado a la salud del corazón y los vasos sanguíneos. Mantenerse activo ayuda a mantener un peso saludable, controlar la presión arterial y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Masa corporal: Mantener un índice de masa corporal (IMC) dentro de un rango saludable es esencial para prevenir problemas cardíacos, ya que el exceso de peso puede aumentar el riesgo de hipertensión y enfermedades relacionadas.
  • Tabaquismo: El consumo de tabaco es un factor de riesgo importante para enfermedades cardíacas. Dejar de fumar o no comenzar a fumar en absoluto es crucial para preservar la salud cardiovascular.
  • Presión arterial: Mantener niveles óptimos de presión arterial es esencial para la salud del corazón. La hipertensión no controlada puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.
  • Colesterol: Mantener niveles saludables de colesterol en sangre, especialmente el colesterol LDL (“colesterol malo”), es importante para prevenir la acumulación de placa en las arterias y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Glucosa en sangre: Mantener niveles de glucosa en sangre en un rango saludable es crucial para prevenir la diabetes tipo 2 y sus complicaciones cardiovasculares.

La AHA definió la “salud cardiovascular ideal” como la presencia simultánea de niveles óptimos en los siete factores mencionados anteriormente. Esto implica que una persona tiene hábitos saludables y valores adecuados en todos estos aspectos, lo que resulta en un perfil de riesgo reducido para enfermedades cardíacas.

Para evaluar la salud cardiovascular, se propuso una escala que otorga puntos a cada factor según su nivel (deficiente, intermedio o ideal). Esta puntuación compuesta varía de 0 a 14 puntos, lo que permite medir de manera cuantitativa la salud cardíaca de una persona o población.

Investigaciones han demostrado que tener puntuaciones altas en salud cardiovascular en edades tempranas y en etapas intermedias de la vida se asocia con una mayor longevidad y una menor incidencia de enfermedades cardíacas y otros problemas de salud crónicos. La adopción de hábitos saludables en la juventud y la mediana edad puede tener un impacto duradero en la salud cardíaca y en la calidad de vida a medida que las personas envejecen.

 

 

Homo medicus

 


 

 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...