Abordaje del paciente con cardiopatía

Abordaje del paciente con cardiopatía
Abordaje del paciente con cardiopatía

Las enfermedades cardiovasculares constituyen los trastornos graves de mayor prevalencia en los países industrializados y representan un problema de crecimiento rápido en los países en vías de desarrollo. Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la causa más común de muerte.

✔ La inflamación, la obesidad, la diabetes mellitus tipo 2 y el síndrome metabólico al parecer son más importantes en la patogenia de la aterosclerosis coronaria en mujeres que en varones.

Los síntomas causados por las cardiopatías se relacionan con isquemia del miocardio, alteraciones de la contracción o relajación del mismo, obstrucción del flujo sanguíneo o alteraciones del ritmo o de la frecuencia.

La isquemia, causada por un desequilibrio entre el suministro y la demanda de oxígeno del corazón, se manifiesta más a menudo como malestar torácico.

La reducción en la capacidad de bombeo del corazón suele desencadenar fatiga y aumento de la presión intravascular retrógrada del ventrículo insuficiente produciendo una acumulación anormal de líquido manifestada por edema periférico o congestión pulmonar y disnea.

La disnea, el malestar torácico, el edema y el síncope son manifestaciones clínicas fundamentales de las enfermedades cardiacas, aunque también se presentan en otros trastornos. Aunque la función miocárdica o coronaria sea adecuada en reposo, puede resultar insuficiente durante el esfuerzo. Por eso, el dolor torácico o disnea producidos sólo durante la actividad es característica de las cardiopatías.

Muchos enfermos con enfermedad cardiovascular pueden estar asintomáticos, tanto en reposo como durante el ejercicio, pero suelen manifestar algún signo patológico en la exploración física, como un soplo cardiaco, aumento de la presión arterial sistémica, anomalía del electrocardiograma o prueba de imagen.

Debido a que la primera manifestación clínica de la arteriopatía coronaria puede ser letal (muerte súbita cardiaca, infarto agudo de miocardio o apoplejía) es indispensable identificar a los pacientes con riesgo elevado y llevar a cabo otros estudios adicionales y medidas preventivas.

La clasificación propuesta por la NYHA es útil para describir la discapacidad funcional es:

  • Clase I
      • No existe limitación de la actividad física.
      • Ausencia de síntomas con la actividad habitual.
  • Clase II 
      • Ligera limitación de la actividad física.
      • La actividad habitual provoca síntomas.
  • Clase III
      • Notable limitación de la actividad física.
      • Una actividad inferior a la habitual provoca síntomas.
      • Ausencia de síntomas en reposo.
  • Clase IV
    • Imposibilidad de realizar cualquier actividad física sin sufrir molestias.
    • Presencia de síntomas en reposo.

 

Los exámenes que complementan la valoración clínica en pacientes con enfermedades cardiovasculares son:

  • electrocardiograma.
  • estudios de imagen no invasivos (radiografía de tórax, ecocardiograma, gammagrafías, tomografía computarizada, tomografía por emisión de positrones e imágenes por resonancia magnética. 
  • análisis de sangre (lípidos, proteína C reactiva) o pruebas de función cardiaca (péptido natriurético cerebral).
  • exámenes especializados invasivos (cateterismo cardiaco y arteriografía coronaria).
  • pruebas genéticas.

 

La agregación familiar es frecuente en muchas cardiopatías. Se ha descrito la transmisión mendeliana de algunos defectos monogénicos. La arteriopatía coronaria precoz, la hipertensión esencial, la diabetes mellitus tipo 2 y las hiperlipidemias (factores de riesgo) suelen ser trastornos poligénicos. Las enfermedades cardiovasculares familiares no sólo obedecen a una base genética, sino también a hábitos dietéticos o de comportamiento de la familia, como el consumo excesivo de sal o de alimentos, o el tabaquismo.

Para valorar la gravedad del trastorno funcional en un enfermo con cardiopatía se debe conocer con la mayor precisión posible su actividad y grado de esfuerzo antes de aparecer los síntomas. Para tratar de confirmar el avance de los síntomas y, de esta manera la gravedad de la enfermedad subyacente, es útil verificar qué tareas específicas, si existiera alguna, podía realizar el paciente seis meses o un año antes y que en el presente no puede llevar a cabo.

Los cambios en el trazo electrocardiográfico se deben interpretar en el contexto de otros signos de anomalías cardiovasculares. La ecocardiografía bidimensional Doppler está indicada en pacientes con soplos sistólicos intensos, sobre todo en los holosistólicos o telesistólicos, y en la mayoría de los enfermos con soplos diastólicos o continuos.

 

 

Homo medicus

 


 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...