Base, ápex y surcos del corazón

Base, ápex y surcos del corazón
Base, ápex y surcos del corazón

La base del corazón es una verdadera cara. Es posterior y está formada por la cara posterior de los dos atrios, esencialmente por el izquierdo. La base es ligeramente convexa en sentido transversal y en sentido vertical. Está dividida en dos partes desiguales por el surco interatrial posterior que es muy poco marcado. No contiene ningún vaso y está oculto en parte por las venas pulmonares derechas. A su derecha se encuentra la cara posterior del atrio derecho, limitada arriba y abajo por los orificios de las dos venas cavas. Estos orificios están reunidos por el seno de las venas cavas, que corresponde a la porción sinusal del atrio derecho.

La parte izquierda de la base del corazón corresponde a la cara posterior del atrio izquierdo. Está marcada por la llegada de las cuatro venas pulmonares:

  • Las venas pulmonares derechas ocultan el surco interatrial.
  • Las venas pulmonares izquierdas se encuentran en la unión de la cara izquierda del corazón con la base.

La configuración externa de la base depende, en gran parte, de la desembocadura de las venas pulmonares, cuya disposición es bastante variable.

 

Vértice o ápex

El vértice o ápex corresponde a la punta del corazón, que es redondeada, regular y pertenece en su totalidad al ventrículo izquierdo. Los surcos interventriculares, anterior y posterior, se continúan el uno con el otro a 1 o 2 cm a la derecha de la punta del corazón, formando la escotadura del vértice del corazón.

El vértice o punta del corazón representa la parte más superficial del órgano. Se proyecta a nivel del 4.º o 5.º espacio intercostal izquierdo, a la altura de la línea mamilar izquierda (medioclavicular).

 

Surcos del corazón

Al examinar el exterior del corazón se observa la distinción entre las cuatro cavidades: los dos atrios y los dos ventrículos marcados por surcos.

El surco interatrial es muy poco marcado y el límite no resulta evidente entre los atrios cuando se examina la superficie del corazón.

El surco coronario, por el contrario, separa de manera muy evidente el conjunto de los atrios del conjunto de los ventrículos. Este surco es más marcado porque contiene vasos de diámetro importante:

  • las arterias coronarias
  • el voluminoso seno coronario.

Por delante, el surco coronario pasa por detrás del origen del tronco pulmonar y de la aorta y se continúa a la derecha de aquella, debajo de la aurícula u orejuela derecha.

Los surcos interventriculares pasan a la derecha de la punta del corazón y están limitados en cada extremo por el surco coronario. En la cara inferior, el surco interventricular posterior se encuentra con el surco coronario y contribuye a la formación del surco cruciforme, cruz cuya rama superior (surco interatrial) es muy poco marcada.

El surco interventricular anterior contiene a la arteria interventricular anterior y a la vena cardíaca magna. Desde la cara inferior, la arteria interventricular posterior, originada de la arteria coronaria derecha y acompañada por la vena cardíaca media, se dirige hacia adelante al encuentro de los precedentes.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...