¿Cómo es el dolor torácico de origen aórtico?

¿Cómo es el dolor torácico de origen aórtico?
¿Cómo es el dolor torácico de origen aórtico?

La aorta es la arteria más importante del organismo. Su función es llevar sangre oxigenada desde el corazón a todos nuestros órganos. Sale del corazón, hace un arco hacia arriba (arco o cayado aórtico), y luego se extiende hacia abajo, detrás del corazón y a través de las áreas del pecho (aorta torácica) y del abdomen (aorta abdominal).

La disección aórtica aguda es una causa menos común de dolor torácico, pero es importante por la potencial evolución catastrófica.

Los síndromes aórticos agudos abarcan diversas enfermedades aórticas agudas relacionadas con rotura de la capa media de la pared aórtica.

Las disecciones aórticas no traumáticas son muy poco comunes en ausencia de hipertensión o enfermedades relacionadas con deterioro de los componentes elásticos o musculares de la capa media de la aorta, lo que incluye embarazo, enfermedad aórtica bicúspide o colagenopatías hereditarias, como síndromes de Marfan y de Ehlers-Danlos.

La disección aórtica consiste en el desgarro de la íntima de la aorta, lo que ocasiona la separación de la capa media y la creación de una “luz falsa”.

El síndrome aórtico agudo por lo general se manifiesta con dolor torácico que a menudo es intenso, de inicio súbito y que en ocasiones se describe como una “sensación de desgarro”.

Los síndromes aórticos agudos que afectan a la aorta ascendente tienden a causar dolor en la línea media de la pared anterior del tórax, mientras que los síndromes de la aorta descendente más a menudo se presentan con dolor en la espalda.

Las disecciones que inician en la aorta ascendente y se extienden hacia la aorta descendente causan dolor en la cara anterior del tórax que se extiende hacia la espalda, entre los omóplatos.

Los aneurismas de la aorta torácica pueden causar dolor torácico y otros síntomas por compresión de las estructuras adyacentes. El dolor tiende a ser estable, profundo y ocasionalmente intenso.

La aortitis de causa infecciosa o no infecciosa, en ausencia de disección aórtica, es una causa poco común de dolor torácico o dorsal.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...