¿Cuales son los requerimientos de hierro?

¿Cuales son los requerimientos de hierro?
¿Cuales son los requerimientos de hierro?

El balance de hierro del organismo está muy bien controlado y diseñado para conservar el hierro con vistas a su reutilización.

No hay una vía excretora del hierro y los únicos mecanismos de pérdida de hierro del organismo son la hemorragia y la descamación de las células epidérmicas de la piel, el intestino y el aparato genitourinario.

En condiciones normales el hierro ingresa al organismo mediante la absorción a partir de los alimentos o del hierro medicinal tomado por vía oral. También puede entrar por transfusiones de eritrocitos o inyecciones de complejos de hierro.

La cantidad de hierro que debe consumirse de los alimentos para reponer las pérdidas es de cerca de 10% del contenido de dicho mineral en el cuerpo por año en varones y 15% en mujeres en edad de procreación.

El contenido de hierro alimentario es alrededor de 6 mg de hierro elemental por cada 1 000 calorías.

La biodisponibilidad del hierro varía según la naturaleza del alimento; es el hierro en forma de hemo como el de la carne roja, el que se absorbe con mayor facilidad.

Los lactantes, los niños y los adolescentes pueden ser incapaces de mantener un balance de hierro normal por las demandas del crecimiento y el menor aporte alimentario.

Durante los dos últimos trimestres del embarazo las necesidades diarias de hierro aumentan a 5 o 6 mg.

Como cada mililitro de sangre contiene 1 mg de hierro elemental, la cantidad necesaria para sustituir los eritrocitos perdidos por envejecimiento es de más de 20 mg/día (con una masa eritrocítica de 2 L en el adulto). Cualquier cantidad de hierro adicional necesaria para la producción de eritrocitos procede de la dieta. La absorción de hierro se produce en gran medida en el intestino delgado proximal.

En condiciones normales, un varón adulto debe absorber por lo menos 1 mg de hierro elemental diario para satisfacer sus necesidades, mientras las mujeres en edad de procreación necesitan 1.4 mg/día.

Cuando la eritropoyesis está muy estimulada, las demandas de hierro pueden llegar a aumentar de seis a ocho veces.

Con las anemias hemolíticas extravasculares aumenta la tasa de destrucción de los eritrocitos, pero el hierro recuperado de ellos se reutiliza de forma eficaz para la síntesis de hemoglobina.

Cuando hay anemia por hemorragia, la producción de eritrocitos está limitada por la cantidad de hierro que puede movilizarse de los depósitos.

Cuando el aporte de hierro a la médula estimulada es inferior al óptimo, se reduce la respuesta proliferativa medular y se trastorna la síntesis normal de hemoglobina. El resultado es una médula hipoproliferativa acompañada de anemia microcítica e hipocrómica.

 

 

Homo medicus

 


 

 

Fuente: Harrison. Principios de medicina interna. 20 ed. McGraw Hill. 2019

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...