Efectos oculares de los inhibidores quimioterapéuticos del MEK

Efectos oculares de los inhibidores quimioterapéuticos del MEK
Efectos oculares de los inhibidores quimioterapéuticos del MEK

Los inhibidores quimioterapéuticos del MEK, utilizados en el tratamiento de diversas neoplasias malignas, han sido identificados con efectos adversos significativos en la salud ocular de los pacientes. Estos efectos incluyen desprendimiento de retina, edema macular cistoide y oclusión de la vena de la retina, todos los cuales pueden comprometer seriamente la visión del individuo afectado.

Los inhibidores quimioterapéuticos del MEK son fármacos diseñados para bloquear la actividad de la enzima MEK (kinasa quinasa regulada por señales extracelulares), que forma parte de la vía de señalización celular conocida como la vía de las MAP quinasas (MAPK). Esta vía desempeña un papel crucial en la regulación del crecimiento celular, la diferenciación y la supervivencia celular, entre otras funciones celulares importantes.

Algunos de los inhibidores quimioterapéuticos del MEK más conocidos incluyen:

  • Trametinib: Aprobado para el tratamiento de ciertos tipos de cáncer como melanoma metastásico con mutación en BRAF V600.
  • Cobimetinib: Utilizado en combinación con vemurafenib para el tratamiento de melanoma metastásico con mutación en BRAF V600.
  • Binimetinib: Aprobado para el tratamiento de melanoma metastásico con mutación en NRAS.

Estos medicamentos se administran generalmente en combinación con otros agentes terapéuticos, como inhibidores de BRAF (por ejemplo, vemurafenib) en el caso del melanoma con mutación en BRAF, para mejorar la eficacia terapéutica y reducir la resistencia al tratamiento.

Es importante destacar que los inhibidores del MEK no están exentos de efectos secundarios significativos, incluyendo complicaciones oculares como desprendimiento de retina, edema macular cistoide y oclusión de la vena de la retina

El desprendimiento de retina es una condición en la cual la capa sensible a la luz en la parte posterior del ojo se separa de sus capas de soporte. Este fenómeno puede ocurrir debido a cambios estructurales o tracción anormal sobre la retina, posiblemente exacerbada por la influencia de los inhibidores del MEK en las vías de señalización celular.

El edema macular cistoide, otra complicación ocular asociada con estos medicamentos, implica la acumulación de líquido en la mácula, la región central de la retina responsable de la visión detallada. Este edema puede resultar en una visión borrosa o distorsionada, afectando la capacidad del paciente para realizar tareas visuales precisas.

Además, la oclusión de la vena de la retina puede desarrollarse como resultado de la trombosis o el estrechamiento de los vasos sanguíneos que alimentan la retina. Esta condición puede llevar a una pérdida súbita de la visión en el área afectada de la retina, dependiendo de la gravedad y la localización del bloqueo vascular.

Es crucial subrayar la importancia de una evaluación oftalmológica completa antes de iniciar el tratamiento con inhibidores del MEK. Esto permite detectar cualquier anomalía ocular preexistente que pueda predisponer a complicaciones durante el tratamiento. Además, es fundamental que los pacientes estén vigilantes ante cualquier cambio en su visión mientras toman estos medicamentos, ya que cualquier síntoma de visión borrosa o reducida debe ser evaluado rápidamente por un especialista en oftalmología.

 

 

 

Homo medicus


 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

APRENDER CIRUGÍA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...