Lesiones por inhalación de humo

Lesiones por inhalación de humo
Lesiones por inhalación de humo

Las lesiones por inhalación se observan en forma común en combinación con quemaduras e incrementan de manera notable la mortalidad en pacientes quemados. La inhalación de humo se presenta hasta en 35% de los sujetos quemados hospitalizados y puede triplicar el tiempo de estancia hospitalaria en comparación con quemaduras aisladas.

La combinación de quemaduras, lesiones por inhalación y neumonía eleva la mortalidad hasta en 60% en comparación con las quemaduras solas

El desarrollo del síndrome de insuficiencia respiratoria del adulto es común en personas con lesiones por inhalación y puede deberse en parte al reclutamiento de leucocitos alveolares con aumento de la respuesta de citocinas activada por endotoxinas.
Cuando las quemaduras y lesiones por inhalación se complican con síndrome de insuficiencia respiratoria del adulto pueden registrarse tasas de mortalidad hasta de 66%.

La inhalación de humo provoca daño en dos formas:

  • por lesión térmica directa a las vías respiratorias superiores.
  • por la inhalación de productos de combustión hacia las vías respiratorias bajas.

La lesión directa a las vías respiratorias superiores produce inflamación, que conduce a edema máximo en las primeras 24 a 48 horas después de la lesión y en tales casos es necesaria la intubación endotraqueal por periodos cortos para proteger la vía respiratoria.

La lesión de la vía respiratoria inferior es efecto de productos de combustión que se encuentran en el humo. Estos irritantes ocasionan lesión directa a la mucosa, que a su vez conduce a su desprendimiento, edema, broncoconstricción reactiva y por último obstrucción de las vías respiratorias inferiores.

La lesión del epitelio y los macrófagos alveolares pulmonares da lugar a la liberación de prostaglandinas, quimiocinas y otros mediadores inflamatorios; migración de neutrófilos; mayor flujo sanguíneo traqueobronquial y aumento de la permeabilidad capilar.

Todos estos componentes de la lesión pulmonar aguda agravan el riesgo de neumonitis y síndrome de insuficiencia respiratoria del adulto después de una lesión por inhalación. Las lesiones por inhalación atenúan la distensibilidad pulmonar e incrementan la resistencia de las vías respiratorias para el esfuerzo respiratorio.

Las lesiones por inhalación en presencia de quemadura también generan mayores demandas metabólicas globales. El trastorno fisiológico observado con más frecuencia con la lesión por inhalación es el aumento de las necesidades de líquidos durante la reanimación.

Las lesiones graves por inhalación pueden ocasionar desprendimiento de la mucosa con obstrucción de las vías respiratorias de pequeño calibre; los datos en la broncoscopia incluyen depósitos de carbón, eritema, edema, broncorrea y un aspecto hemorrágico. En el material de lavado broncoalveolar practicado en término de 24 horas después de una lesión por inhalación se obtiene una frecuencia elevada de cultivos cuantitativos positivos, lo cual sugiere que se desarrolla neumonía muy poco después de la lesión aguda.

 

Tratamiento

El tratamiento de la lesión por inhalación consiste sobre todo en medidas de mantenimiento. La limpieza pulmonar intensiva y el uso sistemático de broncodilatadores nebulizadores como albuterol.

La N-acetilcisteína en nebulización es un antioxidante fijador de radicales libres diseñado para disminuir la toxicidad de las concentraciones elevadas de oxígeno.

La heparina en aerosol se administra para impedir la formación de tapones de fibrina y la menor formación de cilindros en las vías respiratorias.

La administración de surfactante intrabronquial se ha empleado como tratamiento de rescate en personas con quemaduras graves y lesiones por inhalación.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...