¿Qué es vaginosis bacteriana?

¿Qué es vaginosis bacteriana?
¿Qué es vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es un síndrome clínico resultado de la presencia de flora vaginal anormal. La relación simbiótica de la flora vaginal cambia y aparece un crecimiento excesivo de bacterias anaerobias como Gardnerella vaginalis, Ureaplasma urealyticum, Mycoplasma hominis y especies de Mobiluncus y de Prevotella.

La vaginosis bacteriana se acompaña de una reducción considerable o ausencia de lactobacilos que producen peróxido de hidrógeno. No se sabe si el ecosistema alterado provoca la desaparición de estos organismos o si la ausencia de ellos origina los cambios observados en la vaginosis bacteriana.

 

Factores de riesgo

No se considera una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo, muchos de los factores de riesgo se relacionan con esta actividad y en las mujeres que padecen esta enfermedad se ha observado un mayor riesgo de adquirir alguna enfermedad de transmisión sexual. La transmisión sexual participa en la fisiopatología de la vaginosis bacteriana recurrente.

Los factores de riesgo para la vaginosis bacteriana son los siguientes:

  • Sexo oral
  • Duchas vaginales
  • Raza negra
  • Tabaquismo
  • Actividad sexual durante la menstruacion
  • Dispositivo intrauterino
  • Inicio de relaciones sexuales a edad temprana
  • Parejas sexuales nuevas o múltiples
  • Actividad sexual con otras mujeres
Manifestaciones clínicas

La vaginosis bacteriana es la causa más común de síntomas vaginales en las consultas. De los síntomas, el más característico es una fétida secreción transvaginal no irritante, aunque no siempre aparece. La vagina no suele encontrarse eritematosa y el examen del cuello uterino no revela anomalías.

En las mujeres con vaginosis bacteriana se han observado varios eventos ginecológicos adversos como vaginitis, endometritis, endometritis posterior a un aborto, enfermedad pélvica inflamatoria no asociada a Neisseria gonorrhoeae o a Chlamydia trachomatis e infección pélvica aguda a continuación de una cirugía pélvica, en especial después de una histerectomía.

Exámenes complementarios

Los criterios para el diagnóstico clínico comprenden:

  • La medición del pH vaginal. De manera característica, en la vaginosis bacteriana el pH vaginal es >4.5 como consecuencia de la menor producción bacteriana de ácido.
  • Las células guía constituyen los indicadores más confiables de vaginosis bacteriana. Estas células del epitelio vaginal llevan numerosas bacterias adheridas, que crean un borde celular punteado poco definido. El valor positivo predictivo de esta prueba en cuanto a presencia de vaginosis bacteriana es de 95%.
  • La adición de hidróxido de potasio al 10% (KOH) a una muestra fresca de secreción vaginal libera aminas volátiles con olor a pescado. Ésta se denomina prueba de liberación de aminas.

La presencia de células guía y una prueba de aminas positiva son patognomónicas, incluso en pacientes asintomáticas.

La infección por Trichomonas vaginalis se acompaña de proliferación excesiva de microorganismos anaerobios y la producción de aminas. Por lo tanto, las mujeres con vaginosis bacteriana no deben tener evidencia microscópica de tricomoniasis.

 

Tratamiento

Las alternativas terapéuticas en mujeres no embarazadas incluyen:

  • Metronidazol 500 mg por via oral cada 12 horas durante siete días.
  • Metronidazol en gel al 0.75% 5 g por via intravaginal cada 24 horas durante cinco dias.
  • Crema de clindamicina al 2% 5 g por via intravaginal al acostarse durante cinco días.
  • Tinidazol 2 g por vía oral cada 24 horas durante tres días.
  • Clindamicina 300 mg por vía oral cada 12 horas durante siete días.

El índice de curación con estos esquemas varía del 80 al 90% en una semana. En los siguientes tres meses, 30% de las mujeres habrá experimentado alguna recurrencia o alteración de la flora. El tratamiento de las parejas sexuales masculinas no beneficia a las mujeres con esta enfermedad recurrente y no se recomienda.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...