Tratamiento tópico de las quemaduras

Tratamiento tópico de las quemaduras
Tratamiento tópico de las quemaduras

Existen múltiples tratamientos tópicos para las quemaduras. De éstos, la sulfadiazina de plata se utiliza con mayor frecuencia en la práctica clínica debido a que tiene actividad microbicida amplia, sobre todo como profilaxis contra las infecciones de herida por quemadura, más que para el trata miento de las infecciones ya existentes; se aplica con facilidad y posee ciertas cualidades calmantes.

La sulfadiazina no se absorbe en grado considerable por vía sistémica y por lo tanto causa trastornos metabólicos mínimos. Son infrecuentes las reacciones alérgicas verdaderas al componente sulfa de la sulfadiazina de plata, y a los pacientes con riesgo se les pueden aplicar pequeñas cantidades para identificar la sensación urente o la aparición de exantema.

La sulfadiazina de plata destruye los injertos cutáneos y está contraindicada en quemaduras programadas en fecha próxima para nuevos injertos. Puede retardar la migración epitelial en quemaduras de espesor parcial en fase de cicatrización.

El acetato de mafenida, en crema o en solución, es un antibiótico tópico eficaz. Lo es incluso en presencia de escaras y puede utilizarse para el tratamiento y prevención de infecciones de la herida; la presentación en solución es un excelente antibiótico para injertos cutáneos frescos. El uso de acetato de mafenida puede verse limitado por la aparición de dolor con la aplicación a quemaduras de espesor parcial.

La mafenida se absorbe por vía sistémica y su principal efecto secundario es la acidosis metabólica por inhibición de la anhidrasa carbónica.

El nitrato de plata es otro fármaco tópico con actividad antibiótica de amplio espectro. La solución utilizada debe diluirse (0.5%) y la aplicación tópica puede conducir a la extravasación de electrólitos con hiponatremia resultante; la metahemoglobinemia es una complicación rara.

Para las quemaduras que están casi cicatrizadas, grandes o pequeñas, puede emplearse la administración tópica de ungüentos como bacitracina, neomicina y polimixina B; también son de utilidad para las quemaduras faciales de espesor parcial superficiales porque pueden aplicarse y dejarse expuestas al aire sin la aplicación de apósitos. Los tres fármacos pueden causar nefrotoxicidad y no deben utilizarse en quemaduras extensas.

Los apósitos impregnados con plata se emplean ahora con mayor frecuencia para sitios donantes e injertos cutáneos, así como para quemaduras de espesor parcial. Estos apósitos ayudan a reducir el número de cambios de apósitos y pueden ser más cómodos para el paciente.

Las membranas biológicas proporcionan una barrera prolongada bajo la cual las heridas pueden cicatrizar. Debido a la naturaleza oclusiva de estos apósitos, por lo regular se emplean sólo en quemaduras frescas de espesor parcial superficial que no tienen contaminación evidente.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...