¿Cuáles son las causas de la neuropatía diabética?

¿Cuáles son las causas de la neuropatía diabética?
¿Cuáles son las causas de la neuropatía diabética?

La diabetes mellitus de larga duración puede resultar en afección del sistema nervioso causando lo que se conoce como neuropatía diabética caracterizada por el daño de los nervios periféricos en extremidades (“neuropatía periférica”), en órganos intestinales o alteración del sistema nervioso autónomo (“neuropatía autonómica cardiovascular”).

La neuropatía autonómica cardiovascular se ha descrito hasta en 40% de los pacientes diabéticos, siendo más común en la diabetes tipo 1 y su incidencia aumenta con la edad del paciente. Su aparición se relaciona, al igual que otras complicaciones de la diabetes mellitus, con un deficiente control glucémico y una mayor duración de la enfermedad y se asocia a una menor expectativa de vida.

Los posibles mecanismos involucrados en la generación del daño nervioso en la diabetes mellitus se postulan los siguientes:

  • Una activación en la vía del poliol que condiciona un cúmulo de sorbitol; éste induce cambios en la relación NAD:NADH, que a su vez disminuye el flujo de los vasa nervorum. La activación de la proteína cinasa C (PKC) causa vasoconstricción, lo que reduce también el flujo sanguíneo a los nervios.
  • El aumento en el estrés oxidativo provoca un aumento en radicales libres y daño a nivel vascular. El exceso de óxido nítrico produce aumento en la formación de peroxinitritos que causan daño endotelial y neuronal, proceso recientemente descrito y que se ha denominado “estrés nitrosativo”.
  • La disminución en factores endoneuriales produce disminución en el flujo sanguíneo. El resultado final es la depleción de ATP, que conlleva necrosis celular y activación de los genes involucrados en daño neuronal.

 

Manifestaciones clínicas
  • Por predominio del tono simpático sobre el tono vagal
    • Aumento en la frecuencia cardiaca de reposo.
    • Aumento de la incidencia de eventos cardiovasculares mayores (evento vascular cerebral, infarto al miocardio, angina).
    • Alteración del ritmo circadiano de la actividad simpático-vagal.
    • Alteración del ritmo circadiano de las cifras de presión arterial.
  • Por disminución de la respuesta simpática al ejercicio
    • Disminución de la respuesta cronotrópica al ejercicio.
  • Por alteración en el barorreflejo
    • Intolerancia ortostática.
  • Por alteraciones de órganos específicos
    • Anhidrosis de las extremidades inferiores.
    • Alteraciones de la movilidad gastrointestinal (colon, esófago, vesícula, estómago, intestino delgado).
    • Trastornos de la movilidad genitourinaria y disfunción sexual.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...