¿Cuáles son las ondas eléctricas del músculo liso gastrointestinal?

¿Cuáles son las ondas eléctricas del músculo liso gastrointestinal?
¿Cuáles son las ondas eléctricas del músculo liso gastrointestinal?

El músculo liso gastrointestinal se excita por la actividad eléctrica intrínseca lenta y casi continua que recorre las membranas de las fibras musculares. Esta actividad posee dos tipos básicos de ondas eléctricas:

  • ondas lentas
  • potenciales en espigas

El voltaje del potencial de membrana en reposo del músculo liso gastrointestinal se puede modificar a distintas medidas, con enorme repercusión para el control de la actividad motora del tubo digestivo.

 

 

Ondas lentas

Casi todas las contracciones gastrointestinales son rítmicas y este ritmo está determinado fundamentalmente por la frecuencia de las llamadas «ondas lentas» del potencial de membrana del músculo liso.

Las ondas lentas no son potenciales de acción, sino que constituyen cambios lentos y ondulantes del potencial de membrana en reposo. Su intensidad suele variar entre 5 y 15 mV y su frecuencia oscila en las distintas partes del aparato digestivo entre 3 y 12 por minuto: 3 en el cuerpo gástrico y hasta 12 en el duodeno y un número de alrededor de 8 a 9 en el íleon terminal.

El ritmo de contracciones del cuerpo gástrico, el duodeno y el íleon es de 3 por minuto, 12 por minuto y 8 o 9 por minuto, respectivamente.

Las ondas lentas podrían deberse a interacciones complejas entre las células musculares lisas y unas células especializadas, llamadas células intersticiales de Cajal, que se cree actúan como marcapasos eléctricos para las fibras musculares lisas.

Las células intersticiales de Cajal forman una red y se encuentran entremezcladas con las capas del músculo liso, con cuyas células establecen contactos parecidos a una sinapsis. Las células intersticiales de Cajal sufren cambios cíclicos de su potencial de membrana debidos a unos canales iónicos peculiares que se abren de manera periódica y producen corrientes hacia el interior (marcapasos) que podrían generar la actividad de las ondas lentas.

Las ondas lentas no inducen por sí mismas contracciones musculares en la mayor parte del tubo digestivo, salvo quizá en el estómago. Su función principal consiste en controlar la aparición de los potenciales intermitentes en espiga que, a su vez, producen la contracción muscular.

Potenciales en espiga

Los potenciales en espiga son verdaderos potenciales de acción. Se generan automáticamente cuando el potencial de reposo de la membrana del músculo liso gastrointestinal alcanza un valor más positivo que – 40 mV (el potencial normal en reposo de la membrana de las fibras del músculo liso gastrointestinal varía de –50 a –60 mV).

Cada vez que los valores máximos de las ondas lentas se elevan temporalmente por encima de –40 mV, aparecen potenciales en espiga. Cuanto más asciende el potencial de la onda lenta por encima de ese valor, mayor será la frecuencia de los potenciales en espiga, que suele oscilar entre 1 y 10 espigas por segundo.

Los potenciales en espiga del músculo gastrointestinal duran de 10 a 40 veces más que los potenciales de acción de las grandes fibras nerviosas y cada espiga llega a prolongarse de 10 a 20 ms.

En las fibras nerviosas, los potenciales de acción se deben casi por completo a la entrada rápida de iones sodio al interior de las fibras a través de los canales de sodio. Los canales responsables de los potenciales de acción de las fibras del músculo liso facilitan la entrada en las células de grandes cantidades de iones calcio junto con un menor número de iones sodio, por lo que reciben el nombre de canales de calcio-sodio.

La apertura y el cierre de estos canales suceden de manera mucho más lenta que los de los canales rápidos de sodio de las grandes fibras nerviosas. La lentitud de la apertura y del cierre de los canales de
sodio-calcio justifica la larga duración de los potenciales de acción.

El movimiento de grandes cantidades de iones calcio hacia el interior de las fibras musculares durante el potencial de acción desempeña un papel especial en la producción de las contracciones de las fibras del músculo intestinal

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...