Drenaje e irrigación del hígado y vía biliar

Drenaje e irrigación del hígado y vía biliar
Drenaje e irrigación del hígado y vía biliar

La anatomía segmentaria del parénquima hepático se basa en el aporte vascular y el drenaje; el drenaje biliar queda definido por el correspondiente segmento vascular. 

El parénquima hepático se divide en lóbulos, cada uno de los cuales se subdivide a su vez en segmentos lobulares. 

  • El lóbulo izquierdo está integrado por los segmentos medial y lateral.
  • El lóbulo derecho se divide en los segmentos anterior y posterior.

Según el sistema de clasificación desarrollada por Couinaud, el hígado está compuesto por ocho segmentos. 

  • El segmento I es el lóbulo caudado.
  • El lóbulo izquierdo del hígado, irrigado por la vena porta izquierda, está integrado por los segmentos II al IV.
  • El lóbulo izquierdo se halla a su vez subdividido por el ligamento falciforme, que separa los segmentos II y III, conocidos también en conjunto como segmento lateral izquierdo, y el segmento IV.
  • Dentro del segmento lateral izquierdo, se encuentra el segmento II, por encima de la inserción de la vena porta, y el segmento III, por debajo de esta.
  • El segmento IV se encuentra dividido en segmento IVA, por encima de la inserción de la vena porta, y segmento IVB, por debajo.
  • La vena porta derecha irriga el lóbulo derecho del hígado y lo divide en dos sectores, anterior y posterior. Cada sector se halla a su vez dividido en función de su localización relativa con respecto a la vena porta.
  • El segmento V recibe sangre de la rama inferior del sector anterior y el segmento VIII lo hace de la rama superior.
  • El segmento VI es irrigado por la rama inferior y el segmento VII por la rama superior en la parte posterior.

 

Existen tres ramas hepáticas principales que drenan a la vena cava inferior, además de una serie de pequeñas venas que drenan directamente desde el lóbulo derecho. 

  • La vena hepática derecha es responsable de la mayor parte del drenaje venoso desde el lóbulo derecho, discurre por la cisura intersegmentaria entre los sectores anterior y posterior del lóbulo derecho.
  • La vena hepática media drena el segmento medial del lóbulo izquierdo y una pequeña cantidad de las porciones mediales de los segmentos V y VIII. En la mayor parte de los casos, la vena hepática media se fusiona con la vena hepática izquierda.
  • La vena hepática izquierda que drena el segmento lateral izquierdo del hígado.

La vía biliar inferior, por debajo del nivel del bulbo duodenal, recibe su perfusión de las tributarias de las arterias gastroduodenal y pancreatoduodenal posterosuperior.

El colédoco supraduodenal, desde el bulbo duodenal hasta el conducto cístico, y los conductos hepáticos comunes reciben sangre de las arterias hepática derecha y cística. Según asciende por el lado medial anterior de la porta, la arteria hepática propia se divide en las arterias hepáticas derecha e izquierda. 

En la mayor parte de los casos, la arteria hepática derecha discurre en posición posterior al conducto hepático común para abastecer de sangre al lóbulo derecho del hígado. Después de pasar sobre el conducto, la arteria hepática derecha pasa por el triángulo de Calot.

El triángulo de Calot está delimitado por el conducto cístico, el conducto hepático común y el borde del hígado. En este triángulo la arteria hepática derecha emite la arteria cística hacia la vesícula biliar. 

La arteria cística sale de la arteria hepática derecha, que puede discurrir en situación posterior o anterior al colédoco hasta la vesícula. De forma similar a la variabilidad del conducto cístico, la arteria cística puede arrancar de la arteria hepática derecha, hepática izquierda, hepática propia, hepática común, gastroduodenal o mesentérica superior. 

La arteria cística suele discurrir en situación superior al conducto cístico y se asocia generalmente a un ganglio linfático, conocido como ganglio de Calot que se encarga de parte del drenaje linfático de la vesícula biliar.

Tanto dentro del hígado como inmediatamente fuera del parénquima, las vías biliares discurren generalmente por encima de las correspondientes venas porta, que a su vez se extienden en posición superior al aporte de sangre arterial.

El conducto hepático izquierdo, manteniendo un largo segmento extrahepático antes de insertarse en el hígado, discurre por debajo del borde del segmento IV y después se desliza en posición superior y posterior a la vena porta izquierda. A lo largo de esta porción transversal, puede recibir varias ramas subsegmentarias procedentes del segmento IV. El conducto izquierdo drena los segmentos II, III y IV, y la rama más distal drena el segmento IVA. 

En posición más laterosuperior, salen los conductos que drenan el segmento IVB, y por encima del conducto izquierdo, se encuentran los conductos para los segmentos II y III. Estos conductos fusionados se localizan, generalmente, justo por detrás y a un lado del seno umbilical. 

El lóbulo caudado drena a través de conductos menores, que entran en los sistemas de conductos hepáticos derecho e izquierdo. El sistema de drenaje del conducto derecho incluye los segmentos V, VI, VII y VIII y es considerablemente más corto que el conducto izquierdo, bifurcándose casi inmediatamente. 

La fusión de dos conductos sectoriales, anterior y posterior, crea el corto conducto hepático derecho. El conducto sectorial anterior discurre en dirección vertical para drenar los segmentos V y VIII, mientras que el conducto sectorial posterior sigue un curso horizontal para drenar los segmentos VI y VII.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...