Papilomas invertidos o papilomas nasales

Papilomas invertidos o papilomas nasales
Papilomas invertidos o papilomas nasales

Los papilomas invertidos, también conocidos como papilomas nasales, son tumores benignos que tienen su origen en el virus del papiloma humano (VPH). Estos crecimientos se desarrollan típicamente en la pared nasal lateral, lo que puede provocar síntomas como obstrucción nasal unilateral y, ocasionalmente, episodios de hemorragia nasal. En la evaluación clínica, los papilomas invertidos son fácilmente identificables mediante rinoscopia anterior, donde se observan como crecimientos que pueden asemejarse a la forma de la coliflor, especialmente localizados en o alrededor del meato medio de la nariz.

La etiología de los papilomas nasales está estrechamente relacionada con la infección por VPH, específicamente tipos virales como el VPH tipo 6 y 11, aunque otros subtipos también pueden estar involucrados. Estos papilomas se caracterizan por su patrón de crecimiento hacia el interior de los tejidos nasales, lo que les da su nombre de “invertidos”. Aunque son benignos en naturaleza, su localización y tendencia a crecer de manera invasiva pueden causar complicaciones significativas, como la obstrucción nasal que afecta la respiración normal y, en casos más severos, la hemorragia nasal recurrente.

El diagnóstico de los papilomas invertidos generalmente se realiza mediante evaluación clínica y confirmación histológica mediante biopsia, que revela características específicas del tejido afectado y confirma la presencia de células infectadas por el VPH. El tratamiento principal para los papilomas nasales es la extirpación quirúrgica, que se realiza típicamente mediante técnicas endoscópicas nasales. Este enfoque permite la remoción completa del tumor mientras se preserva la estructura nasal circundante, minimizando así la morbilidad y facilitando una recuperación más rápida.

Es crucial destacar que, debido a la naturaleza viral de estos tumores, la terapia postoperatoria puede incluir el seguimiento cercano y la consideración de estrategias para prevenir la recurrencia, como la vigilancia a largo plazo y, en algunos casos, la evaluación de la carga viral del VPH. La comprensión de los factores de riesgo, el manejo quirúrgico adecuado y las estrategias de seguimiento son fundamentales para optimizar los resultados clínicos y mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados por papilomas nasales.

 

Tratamiento

Debido a la asociación significativa entre los papilomas invertidos o schneiderianos y el carcinoma de células escamosas, que se observa en aproximadamente el 10 % de los casos, se recomienda encarecidamente una escisión completa del tumor. Estos papilomas, que tienen su origen en el revestimiento epitelial de los senos paranasales y a menudo están vinculados con la infección por virus del papiloma humano (VPH), presentan un riesgo potencial de transformación maligna hacia el carcinoma de células escamosas, un tipo de cáncer agresivo.

El procedimiento estándar para la escisión completa de papilomas invertidos generalmente implica una maxilectomía medial endoscópica. Esta técnica permite la resección precisa del tumor mientras se minimiza el daño a las estructuras circundantes, utilizando instrumentos endoscópicos que facilitan la visualización detallada y el acceso quirúrgico adecuado a través de las fosas nasales. Sin embargo, en casos de enfermedad muy extensa o cuando la extirpación endoscópica no es factible, puede ser necesario recurrir a una maxilectomía abierta inferior o total para lograr una extirpación completa del tumor y asegurar márgenes quirúrgicos adecuados.

Debido a que los papilomas invertidos tienen tasas de recurrencia reportadas tan altas como el 20 %, es fundamental un seguimiento clínico y radiológico regular posterior a la cirugía. Este seguimiento tiene como objetivo detectar cualquier signo temprano de recurrencia o transformación maligna, lo que permite intervenciones adicionales oportunas si es necesario. Todo el tejido extirpado durante la cirugía debe ser examinado minuciosamente por un patólogo experimentado para descartar la presencia de carcinoma de células escamosas, asegurando así una evaluación completa y precisa del estado del tumor y la efectividad del tratamiento quirúrgico realizado.

 

 

Homo medicus


 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

APRENDER CIRUGÍA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...