¿Qué es el sistema musculo esquelético?

¿Qué es el sistema musculo esquelético?
¿Qué es el sistema musculo esquelético?

El ejercicio físico y el rendimiento deportivo exigen del cuerpo movimientos voluntarios eficaces. Los músculos esqueléticos están bajo control de la corteza cerebral, que activa las fibras o las células de músculo esquelético por medio de las motoneuronas del sistema nervioso periférico.

El mantenimiento de la actividad neuromuscular implica un aporte constante de oxígeno y nutrientes a los músculos activos, así como la eliminación del dióxido de carbono y los desechos metabólicos de los tejidos activos mediante la actividad de los sistemas respiratorio y cardiovascular.

El sistema musculoesquelético del cuerpo humano es una configuración de huesos, articulaciones, músculos y tendones capaces de realizar la gran variedad de movimientos característicos de la actividad humana.

Los músculos del cuerpo ejercen su fuerza directamente contra los huesos, que giran sobre las articulaciones y transmiten la fuerza al medio externo.

Los músculos solo pueden tirar, no empujar; sin embargo, a través del sistema de palancas de huesos, las fuerzas de tracción de los músculos se manifiestan como fuerzas de tracción o empuje sobre objetos externos.

El esqueleto axial se compone del cráneo, la columna vertebral (desde la vértebra C1 hasta el cóccix), las costillas y el esternón.

El esqueleto apendicular consta de:

  • la cintura escapular (escápulas y clavículas derechas e izquierdas); los huesos de los brazos, muñecas y manos (húmero, radio, cúbito, huesos carpianos, huesos metacarpianos y falanges de las extremidades superiores derecha e izquierda)
  • la cintura pélvica (hueso coxal o innominado derecho e izquierdo), y los huesos de las piernas, tobillos y pies (fémur, rótula, tibia, peroné, huesos del tarso, huesos metatarsianos y falanges de las extremidades inferiores derecha e izquierda).

Las articulaciones fibrosas (p. ej., las suturas del cráneo) no admiten prácticamente ningún movimiento. Las articulaciones cartilaginosas (p. ej., los discos intervertebrales) permiten un movimiento limitado. Las articulaciones sinoviales (p. ej., el codo y la rodilla) permiten un movimiento considerable.

Los movimientos practicados durante el ejercicio y los deportes dependen principalmente de las articulaciones sinoviales, cuyas características más importantes son el escaso rozamiento y el amplio grado de movilidad. Prácticamente todos los movimientos articulares son movimientos rotatorios sobre un eje.

Las articulaciones se clasifican según el número de direcciones en que se produce la rotación.

  • Las articulaciones monoaxiales, como el codo, se mueven como bisagras y giran alrededor de un único eje.
  • Las articulaciones biaxiales, como el tobillo y la muñeca, generan movimiento sobre dos ejes perpendiculares.
  • Las articulaciones multiaxiales, como las articulaciones esferoideas del hombro y la cadera, producen movimiento alrededor de tres ejes perpendiculares.

Hay varios aspectos que influyen positivamente en el esqueleto adulto, la mayoría dependientes del empleo que se haga de los músculos. Cuando el cuerpo soporta cargas pesadas (trabajo físico y entrenamiento resistido), el hueso aumenta su densidad y también su contenido mineral óseo.

 

 

Homo medicus

 


 

Fuente: Haff Gregory, N. Travis Triplett. Principios del entrenamiento de la fuerza y del acondicionamiento físico. 4 ed. Badalona: Editorial Paidotribo. 2017

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...