¿Qué es el sueño polifásico?

¿Qué es el sueño polifásico?
¿Qué es el sueño polifásico?

El sueño polifásico es una técnica de sueño que se basa en dividir las horas de sueño en varios períodos más cortos a lo largo del día, en lugar de dormir de manera continua durante una sola sesión nocturna. A diferencia del sueño monofásico, que implica una sola sesión de sueño nocturno, el sueño polifásico implica dormir varias veces al día, durante períodos de tiempo más cortos.

Hay varios patrones diferentes de sueño polifásico, pero el más conocido es el llamado “patrón Uberman”, en el que una persona duerme durante seis ciclos de sueño de 20 minutos a lo largo del día, lo que sumaría un total de 2 horas de sueño al día.

El objetivo del sueño polifásico es aumentar la eficiencia del sueño al evitar la fase de sueño profundo y en su lugar, pasar directamente a la fase REM, que es la fase del sueño en la que se produce la mayor cantidad de sueños y se lleva a cabo la consolidación de la memoria. La idea es que, si se duerme en ciclos más cortos, el cuerpo tendrá menos tiempo para entrar en la fase de sueño profundo y, por lo tanto, tendrá que depender más de la fase REM para obtener la cantidad necesaria de descanso.

Sin embargo, el sueño polifásico puede tener efectos secundarios no deseados, como fatiga, falta de concentración y dificultad para adaptarse a un horario social normal. También puede ser difícil establecer y mantener un horario de sueño polifásico, ya que puede requerir una gran cantidad de disciplina y planificación.

Para implementar un patrón de sueño polifásico se puede seguir los siguientes pasos:

  • Elije un patrón de sueño: Hay varios patrones diferentes de sueño polifásico, y cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas. El patrón Uberman, que se describe anteriormente, es uno de los más extremos, ya que solo implica dormir durante dos horas al día. Otros patrones de sueño polifásico, como el patrón Everyman o el patrón Dymaxion, implican más horas de sueño por día, pero aún dividen las horas de sueño en varios períodos.
  • Establece un horario: Es importante tener un horario consistente para el sueño polifásico, y tratar de cumplirlo tanto como sea posible. Esto puede requerir ajustes en tus actividades diarias y tu horario de trabajo. Si tienes dificultades para adaptarte al nuevo horario, puedes considerar hacer la transición gradualmente, agregando una siesta corta al día y aumentando gradualmente la cantidad de tiempo que dedicas al sueño polifásico.
  • Prepara tu espacio de sueño: Para dormir de manera efectiva durante los períodos de sueño cortos, es importante crear un ambiente de sueño cómodo y tranquilo. Esto puede incluir una habitación oscura y silenciosa, una cama cómoda, y una temperatura agradable para dormir.
  • Sé consistente: La consistencia es clave para el sueño polifásico. Trata de mantener tu horario de sueño polifásico todos los días, incluso los fines de semana. También es importante no saltarse ninguna siesta o período de sueño programado, ya que esto puede interrumpir tu patrón de sueño y afectar su eficacia.
  • Ajusta según sea necesario: Si descubres que el patrón de sueño polifásico que elegiste no funciona para ti, o si experimentas efectos secundarios no deseados, como fatiga o dificultad para concentrarte, considera hacer ajustes en tu horario o en la duración de los períodos de sueño. Si los efectos secundarios persisten, es importante buscar atención médica.

 

El sueño polifásico ha sido objeto de debate entre los expertos del sueño, y aunque hay pocas investigaciones rigurosas que examinen sus efectos a largo plazo, algunos defensores del sueño polifásico argumentan que puede ofrecer una serie de beneficios, incluyendo:

  • Mayor productividad: El sueño polifásico puede ayudarte a aprovechar más horas del día, lo que puede aumentar tu productividad. Si bien la mayoría de las personas necesitan dormir de 7 a 9 horas por noche para funcionar adecuadamente, el sueño polifásico permite dormir menos y mantener la misma energía y capacidad cognitiva.
  • Mayor flexibilidad: Con un horario de sueño polifásico, es posible tener más flexibilidad en el horario de trabajo y en la vida cotidiana en general. Al estar despierto durante más horas del día, se puede acomodar mejor el tiempo para actividades sociales, deportes, entre otros.
  • Mejora la calidad del sueño: Los períodos cortos de sueño polifásico pueden mejorar la calidad del sueño al hacer que el sueño sea más regular y consistente. Al dormir en intervalos cortos, se evita el letargo post-sueño que muchas personas experimentan después de una siesta larga.
  • Menor necesidad de sueño: Después de una adaptación inicial, el cuerpo se acostumbra a dormir menos tiempo, lo que puede llevar a una disminución en la necesidad de sueño. Esto puede resultar en una mayor alerta durante las horas de vigilia, sin sentir cansancio.
  • Reducción de la somnolencia diurna: El sueño polifásico puede reducir la somnolencia diurna y aumentar la capacidad de concentración, lo que puede resultar beneficioso en situaciones en las que se requiere una alta concentración y alerta, como en el trabajo o los estudios.

 

 

Homo medicus

 


 

Guías de estudio. Homo medicus.

Guías de estudio. Homo medicus.

 

 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...