Transferencia de tejido libre en lesiones de cabeza y cuello

Transferencia de tejido libre en lesiones de cabeza y cuello
Transferencia de tejido libre en lesiones de cabeza y cuello

La transferencia de tejido libre con anastomosis microvasculares proporciona al cirujano reconstructivo una capacidad inigualable para reemplazar pérdidas hísticas con tejidos de características similares. Existen varios sitios donadores para diversos tipos de colgajos, entre ellos osteomiocutáneo, miocutáneo, fasciocutáneo, fascial y mioóseo.

El colgajo fasciocutáneo radial del antebrazo es un colgajo duro con una estructura vascular constante y un pedículo vascular largo, que facilita la intercalación y la elección en sitios receptores vasculares anastomóticos. Es flexible y puede inervarse de nueva cuenta como un colgajo sensitivo, lo que lo hace ideal para reparar defectos de la cavidad bucal y la bucofaringe. De la misma manera, puede dársele una forma tubular para reparar defectos hipofaríngeos y de la parte superior del esófago.

El colgajo anterolateral del muslo, basado en la rama descendente de la arteria femoral circunfleja lateral, tiene la capacidad de aportar una paleta cutánea grande y flexible con músculo, que permite la formación de un tubo y se usa para reconstruir defectos semejantes a los del colgajo del antebrazo radial, pero aporta mayor volumen de tejido.

Los colgajos osteocutáneo u osteomiocutáneo peroneo permiten la reconstrucción de la mandíbula extirpada en una etapa. En el adulto pueden obtenerse hasta 20 cm de hueso con un manguito de músculo sóleo y flexor largo del dedo grueso para obtener un mayor volumen de tejido. El defecto en el sitio donador es bien tolerado, siempre que se conserven alrededor de 7 cm de hueso en la parte proximal y distal para conservar la estabilidad de la rodilla y el tobillo.

Los colgajos osteocutáneos de la cresta iliaca se utilizan con frecuencia para reparar alteraciones de la mandíbula. La forma natural de este sitio donador óseo es similar al ángulo mandibular. La parte gruesa de hueso proveniente de la cresta iliaca permite una mejor reconstrucción vertical de la mandíbula y al mismo tiempo abarca un defecto segmentario. Sin embargo, para defectos mandibulares largos (> 10 cm) suele elegirse el colgajo peroneo. En anomalías de la mandíbula más cortas, se pueden usar otros colgajo libres, incluidos los componentes óseos como los colgajos escapular y radial del antebrazo.

El colgajo escapular proporciona cerca de 12 cm de hueso de la escápula y se basa en la arteria circunfleja escapular. Este colgajo puede combinarse con islotes separados de piel paraescapular y escapular y una porción del dorsal ancho y el serrato mayor.

El colgajo osteocutáneo radial del antebrazo proporciona una cantidad limitada de hueso con el componente de tejido blando del colgajo pero se acompaña de un riesgo mayor de fractura del sitio donador.

Los defectos grandes de tejido blando resultan de traumatismos, extirpación de tumores de la base del cráneo y tumores que incluyen segmentos grandes de piel. Después de una resección extensa de la base del cráneo en la parte anterior y lateral de la misma, la necesidad de separar los trayectos bucofaríngeo y sinonasal de la duramadre obliga a una interposición de tejido blando entre esta última y las vías respiratoria y digestiva superio res contaminadas. El colgajo del recto del abdomen proporciona una gran cantidad de tejido blando y es ideal para cerrar heridas en la parte lateral de la base del cráneo y la duramadre.

Para la reconstrucción de los defectos de hipofaringe y esófago cervical, se dispone de colgajos libres y colgajos con pedículo regional. La transferencia libre de un segmento yeyunal se efectúa con base en ramas de la arteria mesentérica superior.

Otros colgajos libres empleados en esta área incluyen los colgajos fasciocutáneos, como el radial del antebrazo en tubo. La tracción gástrica es un colgajo regional que se utiliza también en la reconstrucción de alteraciones del esófago cervical. El estómago se desplaza y el pedículo de los vasos gástricos derechos y gastroepiploicos se une al defecto a través de un túnel que pasa por la cavidad torácica.

 

 

Homo medicus

 


 

Guías de estudio. Homo medicus.

Guías de estudio. Homo medicus.

 

Fuente:

  • Brunicardi C.F. Schwartz. Principios de cirugía. 11 ed. McGraw Hill. 2020

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...