Causas gastrointestinales de dolor torácico

Causas gastrointestinales de dolor torácico
Causas gastrointestinales de dolor torácico

El dolor torácico (o molestia retroesternal) es un síntoma frecuente que puede ser resultado de enfermedad cardiovascular, pulmonar, pleural o musculoesquelética; también puede ser consecutivo a alteraciones esofágicas u otros trastornos gastrointestinales.

Las enfermedades gastrointestinales son causa muy común de dolor torácico no traumático y a menudo producen síntomas que son difíciles de diferenciar de causas más graves de dolor torácico, incluida la isquemia miocárdica.

Las enfermedades esofágicas pueden simular angina en cuanto a las características y ubicación del dolor.

En el diagnóstico diferencial del dolor torácico debe considerarse el reflujo gastroesofágico y los trastornos de la motilidad esofágica. El reflujo ácido al esófago a menudo causa dolor urente; el dolor del espasmo esofágico suele ser un dolor intenso, opresivo, de ubicación retroesternal.

El dolor por espasmo esofágico al igual que el dolor anginoso, puede aliviarse con la administración de nitroglicerina o una dihidropiridina antagonista de los conductos del calcio.

El dolor torácico puede ser causado por una lesión esofágica, como en el desgarro de Mallory-Weiss o por rotura esofágica como en el síndrome de Boerhaave que es causado por vómito intenso.

El dolor causado por una úlcera péptica es más común que se ubique en epigastrio, sin embargo pero puede irradiarse hacia también hacia el tórax.

Las enfermedades hepatobiliares que incluyen la colecistitis y el cólico biliar, pueden simular enfermedades cardiopulmonares agudas ya que el dolor puede percibirse en el epigastrio e irradiarse a la región dorsal y parte baja del tórax. El dolor por pancreatitis suele ser epigástrico, intenso e irradiarse hacia la espalda.

El tratamiento del dolor torácico debe guiarse por la causa. El término “dolor torácico no cardiaco” se utiliza cuando existen dudas diagnósticas después de que el paciente ha sido sometido a estudio diagnóstico amplio. Casi la mitad de los síntomas reportados mejoran con el tratamiento con dosis elevadas de inhibidores de bomba de protones.

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...