Conceptos generales de la buena práctica médica.

Conceptos generales de la buena práctica médica.
Conceptos generales de la buena práctica médica.

La labor del médico incluye muchos aspectos que se encuentran en un amplio espectro que va de lo científico a lo humanitario. Existen varios conceptos que son ampliamente aceptados como fundamentos de una buena práctica de la medicina.

Conceptos
  • En la atención del sufrimiento, el médico necesita habilidades técnicas, conocimientos científicos y comprensión de los aspectos humanos.
  • El paciente es algo más que un cúmulo de síntomas, signos, trastornos funcionales, daño de órganos y perturbación de emociones. El enfermo es un ser humano que tiene temores, alberga esperanzas y por ello busca alivio, ayuda y consuelo.
  • La finalidad primordial de la medicina radica en dos factores: prevenir la enfermedad y tratar a las personas enfermas.
  • El fundamento de la atención clínica óptima consiste en cultivar la relación cercana entre el médico y el enfermo.
  • El razonamiento deductivo y la tecnología aplicada constituyen los cimientos para solucionar muchos problemas clínicos.
  • El médico eficiente, cuando se enfrenta a un problema clínico difícil, debe estar en condiciones de identificar los elementos cruciales de la anamnesis y la exploración física complejas, ordenar estudios adecuados de laboratorio y emprender un tratamiento o asumir una actitud expectante.

 

  • La combinación de conocimientos médicos con la intuición, experiencia y criterio personal define al arte de la medicina.
  • Durante la consulta médica el paciente debe tener la oportunidad de contar su propia historia de la enfermedad sin interrupciones y al mismo tiempo, cuando sea apropiado, recibir expresiones de interés, ánimo y empatía por parte del médico.
  • El médico, al escuchar a su paciente y percatarse de la forma en que describe sus síntomas, podrá obtener datos muy valiosos sobre el problema.
  • El simple hecho de obtener los datos de la anamnesis ofrece al médico la oportunidad de establecer o reforzar un vínculo peculiar que siente las bases de la relación ideal entre él y el enfermo.
  • La exploración física debe realizarse de forma metódica y rigurosa, teniendo en cuenta la comodidad y el pudor del paciente.
  • El acto de explorar al paciente también brinda la oportunidad de establecer comunicación, y puede ejercer efectos tranquilizadores que fomenten la relación entre paciente y médico.
  • Los datos de laboratorio y gabinete no exime al médico de la responsabilidad de una observación, exploración y estudio cuidadosos del paciente.

 

  • Los médicos deben ponderar los riesgos y gastos derivados de las pruebas de laboratorio que prescriben, en relación con la información útil que pueden proporcionar.
  • El médico debe aprender a valorar anomalías ocasionales identificadas con las pruebas de detección sistemática que no indican necesariamente la existencia de una enfermedad importante.
  • La medicina basada en evidencia se refiere a la toma de decisiones clínicas con un apoyo formal de datos, de preferencia de estudios clínicos controlados, con asignación al azar y diseño prospectivo.
  • La toma de decisiones médicas debe basarse en evidencias para que los pacientes obtengan el mayor beneficio del conocimiento científico disponible.

 

  • La tecnología de la información es un mero instrumento y nunca sustituirá las decisiones clínicas que de preferencia debe tomar un médico.
  • El médico debe conocer y advertir la disminución de la reserva fisiológica que conlleva el envejecimiento; las respuestas menos eficaces de los ancianos a vacunas; las reacciones diferentes de ellos a enfermedades frecuentes y trastornos que aparecen a menudo con el envejecimiento, como depresión, demencia senil, debilidad, incontinencia urinaria y fracturas.
  • Es responsabilidad del médico administrar con prudencia las  medidas terapéuticas, y tomar en cuenta sus efectos, riesgos potenciales y costos.
  • Los principios fundamentales de la ética médica requieren que los médicos actúen en favor del mejor interés del paciente y respeten su autonomía.
  • Es necesario que los pacientes firmen un consentimiento informado para cualquier procedimiento diagnóstico y terapéutico.
  • Es deber del médico comunicarse de manera clara y comprensible, se debe mantener una discusión completa sobre las alternativas de atención y deben explicar los riesgos, beneficios y consecuencias probables de cada alternativa.
  • La honestidad es esencial en caso de una enfermedad terminal.

 

  • Deben tenerse en cuenta las creencias religiosas del paciente.
  • El médico debe brindar al enfermo, o procurar que alguien lo haga, apoyo emocional, físico y espiritual, y debe ser compasivo, paciente y sincero.
  • El médico debe procurar  evitar el dolor, mantener la dignidad humana e impedir que el enfermo quede aislado de su familia.
  • En el contexto de una enfermedad terminal, el objetivo de la medicina debe ser el de asistir más que el de curar.
  • El médico tendrá siempre presente que cada paciente es un ser humano, con problemas que trascienden sus síntomas físicos.
  • Los médicos deben transmitir confianza y tranquilidad, pero nunca deben volverse arrogantes o condescendientes.
  • La actitud seria y profesional, junto con la franqueza y el calor humano, logran aliviar en gran medida la ansiedad y alientan al paciente a compartir todos los aspectos de sus antecedentes médicos.

 

  • El médico debe pensar en el entorno en el cual surgió la enfermedad, es decir, en términos del propio paciente y también del medio familiar, social y cultural.
  • La relación ideal médico-paciente se basa en el conocimiento íntimo de la persona, en la confianza mutua y en la capacidad de comunicación.
  • El médico de atención primaria debe conservar la responsabilidad final de tomar decisiones cruciales para el diagnóstico y tratamiento,
    y debe asegurar al paciente y su familia que las decisiones se toman en consulta con estos especialistas, por parte de un médico que tiene la perspectiva general y completa del caso.
  • Los tres principios más importantes que los médicos deben cumplir con la sociedad:
    1. prioridad del bienestar del paciente.
    2. la autonomía del enfermo.
    3. la justicia social.

 

  • Las características del médico humanitario son su disponibilidad constante, la expresión de su interés sincero, la voluntad de dedicar tiempo a explicar todos los aspectos de la enfermedad y una actitud objetiva y sin prejuicios cuando atiende a personas de diferentes culturas, modos de vida, actitudes y valores.
  • Los médicos son responsables no sólo de los aspectos técnicos de su tarea, sino también de la satisfacción que obtiene el paciente con la atención y sus costos.
  • Los médicos deben aportar pruebas de que conservan su competencia profesional mediante programas obligatorios de formación continua, auditorías de los registros médicos de los pacientes, mantenimiento de la certificación o renovación de su licencia.
  • Desde el momento en que se gradúa de la escuela de medicina, el médico se percata que deberá ser un “eterno estudiante”, es una obligación el aprendizaje continuo como parte integral de su trayectoria profesional y se le debe dar máxima prioridad.
  • El médico debe luchar en todo momento por eliminar prejuicios, errores y preferencias individuales a fin de obtener lo mejor para el enfermo.

Ser médico es un privilegio. Es una noble vocación la capacidad de aplicar los conocimientos y las habilidades en beneficio de sus semejantes.

 

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...