¿Cuáles son los factores predisponentes de las hernias inguinales?

¿Cuáles son los factores predisponentes de las hernias inguinales?
¿Cuáles son los factores predisponentes de las hernias inguinales?

Las hernias inguinales representan el 75% de las hernias de la pared abdominal, siendo más frecuentes en hombres que en mujeres y presentadas con mayor frecuencia en edades productivas entre los 30 y los 59 años de edad.

Las hernias indirectas son más frecuentes que las directas y que las hernias femorales.

La hernia inguinal se manifiesta como un tumor o abultamiento en la región inguinal, que se hace más evidente con maniobras que aumenten la presión intraabdominal como pujar o toser, puede ser asintomático o bien estar acompañado de sensación de incomodidad intermitente que no interfiere con las actividades diarias.

 

Los mecanismos etiopatogénicos de las hernias inguinales son multifactoriales. Hay factores biológicos (metabólicos y bioquímicos), anatómicos y fisiológicos o mecánicos.

Entre los factores biológicos están la disminución en la síntesis de colágeno o bien la síntesis de colágeno de mala calidad, ya sea por trastornos hereditarios o genéticos (Marfan, Ehlers-Danlos, entre otros) o adquiridos (desnutrición, obesidad, entre otros) y el aumento en la degradación de colágeno, como ocurre en el tabaquismo.

Existen algunos factores anatómicos que han demostrado la predisposición a la aparición de hernias inguinales, entre ellos están, la persistencia del conducto peritoneo-vaginal en el hombre o el conducto de Nuck en la mujer, el aumento en las dimensiones del triángulo de Hessert y Hesselbach, la ausencia de las fibras aponeuróticas del músculo transverso abdominal en su porción lateral o en todo el piso inguinal, así como la inserción alta del oblicuo interno y transverso abdominal, tanto en su unión con el borde lateral del recto como en el ligamento inguinal agrandando las dimensiones del piso inguinal.

Los factores fisiológicos o mecánicos, incluyen una deficiente oclusión del orificio inguinal interno y piso inguinal en el descenso del oblicuo menor y el transverso sobre el ligamento inguinal, asincronía entre el aumento de la presión intraabdominal y la contracción simultánea de la pared abdominal, o bien aumentos crónicos de la presión intraabdominal, como ocurre en pacientes con EPOC, cirróticos, prostáticos, embarazosmúltiples, entre otros.

 

 

 

Homo medicus

 


 

 

Fuente:

  • Brunicardi C.F. Schwartz. Principios de cirugía. 11 ed. McGraw Hill. 2020

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...