Parto vaginal de feto en presentación pelviana

Parto vaginal de feto en presentación pelviana
Parto vaginal de feto en presentación pelviana

El trabajo de parto en la presentación pelviana en general avanza más lentamente, pero el progreso cervical constante es un indicador positivo de proporciones pélvicas adecuadas.

Cuando las membranas se rompen, ya sea de forma espontánea o artificialmente, el riesgo de prolapso del cordón es apreciable y aumenta cuando el feto es pequeño o cuando la presentación pelviana no es franca. Por tanto, el examen vaginal se realiza inmediatamente después de la ruptura, y se presta especial atención a la frecuencia cardiaca fetal durante los primeros 5 a 10 minutos posteriores.

Una regla cardinal en la extracción pelviana exitosa es emplear la tracción constante, suave y descendente hasta que las mitades inferiores de las escápulas son liberadas, sin intentar la liberación de los hombros y los brazos hasta que una axila se hace visible.

Durante el parto, uno o ambos brazos fetales ocasionalmente se encuentran en la parte posterior del cuello y se impactan en la entrada de la pelvis lo que se conoce como brazo nucal.

Las manipulaciones realizadas a través de las paredes abdominales que producen una presentación cefálica se denominan versión cefálica externa.

Las manipulaciones realizadas dentro de la cavidad uterina que producen una presentación pelviana se designan como versión podálica interna.

En general, la versión cefálica externa se intenta antes del trabajo de parto en una mujer que ha alcanzado las 37 semanas de gestación.

En raras ocasiones, rotura uterina, hemorragia fetomaterna, aloinmunización, embolia de líquido amniótico e incluso la muerte también pueden complicar los intentos de versión externa.

Para relajar el útero antes de un intento de versión cefálica externa, la evidencia existente apoya el uso de tocólisis con el uso de los betamiméticos terbutalina y ritodrina.

La analgesia epidural combinada con tocólisis aumenta las tasas de éxito de las versiones en comparación con la tocólisis sola.

Tipos de extracción
  • En el parto pelviano espontáneo, el feto es expulsado por completo sin ningún tipo de tracción o manipulación distinta del soporte del neonato.
  • La extracción pelviana parcial se refiere a la liberación espontánea del feto hasta el ombligo, pero el resto del cuerpo es liberado por la tracción del médico y maniobras asistidas, con o sin esfuerzos de expulsión materna.
  • La extracción pelviana total se refiere a la extracción fetal completa gracias a las maniobras del personal que asiste el parto.

 

 

Homo medicus

 


 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...