¿Qué causa el botulismo?

¿Qué causa el botulismo?
¿Qué causa el botulismo?

El botulismo es un trastorno reconocido al menos desde el siglo XVIII, es una enfermedad neuroparalítica causada por la toxina botulínica, una de las sustancias más tóxicas conocidas.

Al principio se creía que se producía sólo por el consumo de toxina botulínica en alimentos contaminados (botulismo alimentario), sin embargo ahora se reconocen tres formas adicionales causadas por la producción in situ de toxinas después de la germinación de esporas, ya sea en una herida o en el intestino:

  • botulismo de las heridas
  • botulismo del lactante
  • botulismo por colonización intestinal en el adulto.

Además de ocurrir en estas formas naturales reconocidas de la enfermedad, se han notificado síntomas de botulismo en pacientes que recibieron inyecciones de toxina botulínica con fines estéticos o terapéuticos lo que se conoce como botulismo yatrógeno.

Se ha observado botulismo también posterior a la inhalación de toxina botulínica en laboratorios.

Todas las formas de botulismo se manifiestan como síndromes clínicos relativamente distintos, con parálisis simétrica de los pares craneales seguida de parálisis flácida bilateral descendente de los músculos estriados, que puede progresar a insuficiencia respiratoria y muerte.

La base del tratamiento es la atención intensiva meticulosa y el tratamiento con antitoxina tan pronto como se sospeche botulismo y antes de descartar otras enfermedades.

 

Toxina botulínica

La toxina botulínica es una proteína endopeptidasa de cinc con peso de aproximadamente 150 kDa, que consiste de una cadena pesada de 100 kDa y una cadena ligera de 50 kDa.

La actividad de la neurotoxina sigue una secuencia de acción que incluye:

  • la unión de la cadena pesada a las terminales nerviosas.
  • internalización en vesículas endocíticas.
  • traslocación de la cadena ligera al citosol .
  • desdoblamiento específico para serotipos de cadena ligera de una de varias proteínas involucradas en la liberación del
  • neurotransmisor acetilcolina.

Existen siete serotipos serológicos diferentes de toxina botulínica (de la A a la G). La toxina botulínica se produce por cuatro especies reconocidas de clostridios:

  • Clostridium botulinum.
  • Clostridium argentinense
  • Clostridium baratii
  • Clostridium butyricum

Ciertas cepas pueden producir más de un fenotipo. Todos son microorganismos grampositivos anaerobios que forman esporas subterminales; se han recuperado esporas de C. botulinum y C. argentinense del medio ambiente. Las esporas sobreviven a condiciones ambientales y procedimientos habituales de cocción.

La producción de toxinas requiere una combinación de condiciones de almacenamiento del producto como son:

  • entorno anaerobio.
  • pH >4.6
  • bajas concentraciones de sal y azúcar.
  • temperaturas >4°C.

Aunque se consumen a menudo, las esporas por lo general no germinan ni producen toxinas en el intestino de los seres humanos adultos.

 

Tipos de botulismo

El botulismo transmitido por alimentos se presenta por el consumo de alimentos contaminados con toxina botulínica.

El botulismo de las heridas se produce por la contaminación de las heridas con esporas de C. botulinum, con la subsiguiente germinación de esporas y producción de toxinas en un entorno anaerobio de un absceso o una herida.

El botulismo del lactante es consecuencia de la absorción de toxinas producidas in situ por clostridios productores de toxinas que colonizan el intestino de niños menores de un año de edad. La colonización parece ocurrir porque la microbiota intestinal normal no se ha establecido por completo.

El botulismo por colonización intestinal del adulto es una forma muy poco común que presenta en pacientes que por lo general tienen anomalías anatómicas o funcionales del intestino o han recibido en fecha reciente antibióticos que podrían favorecer que los clostridios productores de toxinas compitan con mayor éxito contra la microbiota intestinal normal.

Sin importar la forma en que ocurra la exposición, la neurotoxina botulínica penetra el sistema vascular y se transporta a través de los nervios colinérgicos periféricos, lo que incluye las uniones neuromusculares, terminales nerviosas parasimpáticas posganglionares y ganglios periféricos.

La inhibición de la liberación de acetilcolina por cualquiera de los siete serotipos de toxina ocasiona parálisis flácida característica. La recuperación ocurre después del surgimiento de nuevas terminales nerviosas.

Los serotipos de toxina botulínica que causan botulismo en humanos estos son A, B, E y F. El serotipo A produce el síndrome más grave, con la mayor proporción de pacientes que requieren respirador mecánico.

El serotipo B parece causar una enfermedad más leve que la de tipo A en el botulismo transmitido por alimentos y del lactante.

El serotipo E, más a menudo relacionado con alimentos de origen acuático, produce un síndrome de gravedad variable.

Los casos raros de enfermedad causados por el serotipo F de la toxina, ya sea en lactantes o en adultos, se caracterizan por la rápida progresión a cuadriplejía e insuficiencia respiratoria, pero también por una recuperación relativamente rápida.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...