¿Qué es el linfoma gástrico?

¿Qué es el linfoma gástrico?
¿Qué es el linfoma gástrico?

Los linfomas gástricos representan aproximadamente el 4% de las enfermedades malignas de estómago. Más de la mitad de pacientes con linfoma no Hodgkin tiene afectado el tubo digestivo.

El estómago es la ubicación más común del linfoma Gastrointestinal primario y más de 95% es de tipo no Hodgkin. Casi todos están constituidos por linfocitos B y se piensa que se forman a partir del tejido linfoide relacionado con la mucosa (MALT), aunque la mayor parte de los linfomas gástricos de alta malignidad carece de cualquier rasgo de la neoplasia MALT de baja malignidad.

El linfoma primario casi siempre es nodular y ocurre con engrosamiento de los pliegues gástricos. Un proceso infiltrante difuso similar a la linitis plástica debe hacer pensar en una afección gástrica secundaria por linfoma.

Casi la mitad de los linfomas gástricos tiene un grado histológico bajo y casi la mitad es de alta malignidad.

El estómago normal prácticamente carece de tejido linfoide, sin embargo, en presencia de gastritis crónica el estómago adquiere MALT, capaz de experimentar degeneración maligna.

El Helicobacter pylori es la causa principal del linfoma gástrico. En poblaciones con incidencia alta de linfoma gástrico se ha detectado también incidencia alta de infección por H. pylori; los pacientes con linfoma gástrico por lo general tienen infección por este microorganismo.

Por otra parte, se presume que el linfoma MALT de baja malignidad, básicamente  es una proliferación monoclonal de linfocitos B que se origina cuando hay gastritis crónica relacionada con H. pylori. Estos tumores relativamente inocuos degeneran luego en linfomas de alta malignidad, que constituyen la variedad más común.

Los tumores podrían sangrar, producir obstrucción o ambas cosas. La presencia de linfadenopatía, de visceromegalia o de ambas, sugiere enfermedad sistémica.

Aproximadamente el 50% de los casos de linfoma gástrico se agregan síntomas sistémicos como fiebre, pérdida de peso y diaforesis nocturna.

 

Exámenes complementarios

El diagnóstico se establece por endoscopia y biopsia. Gran parte del tumor podría estar ubicado en la submucosa, por lo que es necesario intentar de manera asidua efectuar una biopsia adecuada.

Se debe hacer una búsqueda exhaustiva de enfermedad extragástrica antes de diagnosticar linfoma gástrico primario localizado.

Esto implica el uso de Ultrasonido endoscópico, Tomografía computarizada de tórax, abdomen y pelvis, así como biopsia de la médula ósea.

 

Tratamiento

La erradicación de H. pylori y disminuye la gastritis, con frecuencia desaparece el linfoma de baja malignidad de MALT.

Cuando el linfoma de baja malignidad persiste después de erradicar H. pylori, debe considerarse la radioterapia para la enfermedad confinada al estómago (etapa I), en tanto que en las lesiones más avanzadas se usa la quimioterapia, con o sin radiación.

La mayoría de los pacientes con linfoma gástrico de alta malignidad se trata con quimioterapia y radiación, sin resección quirúrgica.

La perforación o hemorragia relacionadas con el tratamiento son inusuales.

Para la enfermedad limitada al estómago y ganglios regionales puede practicarse gastrectomía D2 subtotal radical, sobre todo para tumores voluminosos con hemorragia u obstrucción.

La gastrectomía paliativa también está indicada en caso de complicaciones tumorales.

 

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...