¿Qué es el síndrome de compresión subacromial?

¿Qué es el síndrome de compresión subacromial?
¿Qué es el síndrome de compresión subacromial?

Los problemas musculoesqueléticos originan alrededor de 10 a 20% de las consultas ambulatorias del médico familiar. Los problemas ortopédicos pueden clasificarse por el mecanismo de lesión como:

  • Traumáticos (relacionados con una lesión).
  • No traumáticos (degenerativos o síndromes por uso excesivo).

Por el tiempo de evolución como:

  • agudos
  • crónicos.

El síndrome de compresión subacromial describe un conjunto de diagnósticos que producen inflamación en el espacio subacromial. Las causas pueden ser desequilibrios en la fuerza muscular, control deficiente del omóplato, desgarros en el manguito de rotadores y espolones óseos subacromiales.

 

Manifestaciones clínicas

Los principales síntomas cuando hay problemas en el hombro son dolor, inestabilidad, debilidad o pérdida de los arcos de movimiento. Ante cualquier trastorno del hombro es importante conocer cuál es la mano dominante del paciente, su ocupación y actividades recreativas, ya que las lesiones de hombro tienen una presentación muy distinta según las demandas que se impongan a la articulación.

Por lo general, los problemas de hombro se manifiestan por uno o más de los siguientes síntomas:

  • dolor con las actividades que se realizan por arriba de la cabeza
  • dolor nocturno por acostarse sobre el hombro
  • dolor con la rotación interna

En la exploración física:

  • A la inspección puede haber atrofia apreciable en la fosa supraespinosa o en la infraespinosa.
  • El paciente con síndrome por compresión a veces presenta omóplato alado o “discinético”.
  • Una postura con los hombros o la cabeza hacia delante.
  • Dolor a la palpación sobre la región anterolateral del hombro, en el borde de la tuberosidad mayor.
  • El movimiento no alcanza la amplitud normal  pero debe estar conservada la movilidad pasiva.
  • Prueba de compresión de Neer: Se realiza cuando el médico flexiona el hombro al máximo en una posición por arriba de la cabeza. La prueba es positiva cuando se origina dolor con la selección pasiva completa del hombro. La sen sibilidad es de 79% y la especificidad de53 %.
  • Signo de compresión de Hawkins: se realiza con el hombro en flexión hacia adelante en y el codo flexionado a 90°. Se realiza rotación máxima interna del hombro para hacer compresión sobre la tuberosidad mayor en la superficie inferior del acromion. La prueba se considera positiva cuando se produce dolor con esta maniobra. La sensibilidad es de 79% y la especificidad de 59%.

 

Exámenes complementarios

Deben solicitarse cuatro proyecciones radiográficas para valorar el síndrome de compresión subacromial:

  • anteroposterior de omóplato: la proyección anteroposterior (AP) del omóplato permite descartar artritis de la articulación glenohumeral.
  • anteroposterior de la articulación acromioclavicular: en la proyección antero posterior acromioclavicular se valora esta articulación en busca de espolones inferiores.
  • lateral de omóplato (proyección Y del omóplato): la proyección Y del omóplato valora la forma del acromion.
  • lateral axilar: la proyección axilar lateral permite visualizar la articulación glenohumeral, así como la presencia de orificio acromial.

La resonancia magnética del hombro puede mostrar desgarros parciales o totales o tendinosis.

La valoración ecográfica muestra el engrosamiento de los tendones del manguito de los rotadores y tendinosis. También es posible visualizar los desgarros.

 

Tratamiento

El tratamiento de primera línea usual para el síndrome de compresión es una estrategia conservadora que incluye educación, modificación de la actividad y ejercicios de fisioterapia.

Este síndrome puede ser resultado de debilidad o desgarro muscular. El fortalecimiento de los músculos del manguito de rotadores alivia la debilidad o el dolor, a menos que haya afectación grave de los tendones, lo cual podría causar más síntomas.

La fisioterapia se enfoca en el fortalecimiento muscular del manguito de rotadores, estabilización del omóplato y ejercicios posturales.

Las inyecciones de corticoesteroides producen un alivio a corto plazo.

Los procedimientos quirúrgicos incluyen acromioplastia artroscópica con liberación del ligamento coracoacromial, bursectomía o desbridamiento o reparación de los desgarros en el manguito de rotadores.

 

 

 

 

Homo medicus

 


 

Guías de estudio. Homo medicus.

Guías de estudio. Homo medicus.

 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...