¿Qué es la artropatía degenerativa?

¿Qué es la artropatía degenerativa?
¿Qué es la artropatía degenerativa?

La artropatía degenerativa o artrosis es la forma más frecuente de la enfermedad articular . Se trata de una enfermedad del envejecimiento que puede presentarse hasta en el 90% de las personas de 40 años de edad y los signos radiográficos de artrosis se pueden observar sobre todo en articulaciones que soportan peso del cuerpo por lo que la obesidad es un factor de riesgo de artrosis, así como las actividades que requieren flexión y carga frecuentes elevan el riesgo de artrosis de la rodilla. La osteoartritis es más frecuente en mujeres que en varones.

Esta artropatía se caracteriza por degeneración del cartílago e hipertrofia ósea en los bordes articulares con inflamación mínima.

La enfermedad articular degenerativa primaria afecta con mayor frecuencia a las siguientes articulaciones:

  • articulaciones interfalángicas distales
  • articulaciones interfalángicas proximales
  • articulaciones de los dedos
  • articulación metacarpofalángica del pulgar
  • cadera
  • rodilla
  • articulación metatarsofalángica del primer dedo del pie
  • columna vertebral cervical y lumbar

La enfermedad articular degenerativa secundaria puede presentarse en cualquier articulación como secuela de lesión articular por causas intraarticulares o extraarticulares. La lesión puede ser aguda, como en casos de fractura, o crónica, por uso excesivo de la articulación debido a la ocupación, trastornos del metabolismo o trastornos neurológicos.

Manifestaciones Clínicas

Los síntomas pueden ser muy intensos y limitar en grado considerable la actividad sobre todo cuando la afectación involucra caderas, rodillas y columna cervical. No hay manifestaciones sistémicas, suelen limitarse a las articulaciones involucradas.

Las manifestaciones clínicas regularmente se presentan con un inicio insidioso:

  • puede haber rigidez articular, que rara vez dura más de 15 min.
  • dolor al mover la articulación afectada, que empeora con la actividad o el soporte de peso, con alivio tras el reposo.
  • contractura en flexión o la deformidad en varo de la rodilla.
  • crecimientos óseos de las articulaciones (nódulos de Heberden y Bouchard).
  • limitación de la movilidad de las articulaciones afectadas.
  • el derrame articular y otros signos de inflamación local son leves.
  • el aumento de volumen articular es de consistencia dura y fría

Estudios diagnósticos complementarios

En las radiografías puede observarse:

  • disminución del espacio articular
  • formación de osteofitos
  • engrosamiento y mayor densidad del hueso subcondral
  • presencia de quistes óseos.

La distribución de la afectación articular en las manos también ayuda a diferenciar la artrosis de la artritis reumatoide, además del hecho de que la inflamación articular es mínima y no hay signos sistémicos.

Tratamiento
  • Paracetamol es fármaco de primera línea para individuos con osteoartritis leve  a dosis de 2.6 a 4 g/día vía oral.
  • Antiinflamatorios no esteroideos aunque estos fármacos son más eficaces que el paracetamol contra la osteoartritis, poseen más efectos tóxicos.
  • Los antiinflamatorios no esteroideos tópicos como gel de diclofenaco al 1% aplicados a la articulación afectada cuatro veces al día son eficaces contra la osteoartritis de la rodilla y las manos, y generan menores reacciones adversas sistémicas que en el caso de los fármacos orales.
  • La capsaicina tópica puede ser beneficiosa en la osteoartritis de la mano.
  • Las inyecciones intraarticulares de 20 a 40 mg de triamcinolona en la rodilla o la cadera reducen la necesidad de administrar analgésicos o antiinflamatorios no esteroideos y se puede repetir cuatro veces al año.
  • Las inyecciones intraarticulares de hialuronato sódico reducen síntomas en osteoartritis de la rodilla.
  • La artroplastia total de la cadera y rodilla se indica cuando la afectación articular causa restricción considerable de la ambulación y dolor en reposo.

Prevención
  • La pérdida de peso reduce el riesgo de desarrollar artrosis sintomática de la rodilla.
  • La corrección de la discrepancia en la longitud de las extremidades inferiores >1 cm con modificaciones del calzado puede evitar la osteoartritis de la rodilla
  • La vitamina D puede disminuir la aparición y el avance de la artrosis.

 

 

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.6 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...