¿Qué es preeclampsia?

¿Qué es preeclampsia?
¿Qué es preeclampsia?
Concepto

Las enfermedades que interfieren con las adaptaciones fisiológicas del embarazo aumentan el riesgo de fracaso y, al contrario, en algunos casos es el propio embarazo el que influye de manera adversa en una enfermedad subyacente. En el embarazo el gasto cardiaco aumenta un 40%, fundamentalmente por incremento del volumen de expulsión. En el segundo trimestre del embarazo, la resistencia vascular sistémica disminuye y se acompaña también de una disminución de la presión arterial. La frecuencia cardiaca aumenta casi 10 latidos por minuto durante el tercer trimestre.

 

Diagnóstico

El diagnóstico de hipertensión requiere la obtención de dos mediciones altas de la presión arterial, separadas por un mínimo de 6 horas. Una presión arterial de 140/90 mmHg durante el embarazo se considera anormalmente alta y se vincula con un incremento importante de la morbilidad y la mortalidad perinatales.

 

Alrededor de un 5 a 7% de todas las embarazadas desarrolla preeclampsia, que se caracteriza por hipertensión de reciente aparición (presión sanguínea >140/90 mmHg) más proteinuria (proteína urinaria en 24 horas mayor a 300 mg o índice proteína/creatinina = 0.3) después de las 20 semanas de gestación.

 

Causa y factores de riesgo

La producción placentaria excesiva de antagonistas contra el factor de crecimiento endotelial vascular y contra el factor ß de crecimiento y transformación (TGF-ß) alteran la función endotelial y glomerular renal, lo que causa edema, hipertensión y proteinuria.

 

Los factores de riesgo para el desarrollo de preeclampsia son:

  • nuliparidad
  • diabetes mellitus
  • antecedentes de nefropatía o hipertensión crónica
  • antecedentes de preeclampsia
  • edades extremas de la madre (>35 o <15 años)
  • obesidad
  • síndrome de anticuerpos antifosfolípidos
  • gestación múltiple.

 

Manifestaciones

La preeclampsia con manifestaciones graves es la presencia de hipertensión de inicio reciente y proteinuria acompañada de daño orgánico. Las manifestaciones incluyen:

  • aumento grave de la presión sanguínea (>160/100 mmHg)
  • evidencia de disfunción del sistema nervioso central (SNC) (cefaleas, visión borrosa, convulsiones, coma)
  • disfunción renal (oliguria o creatinina >1.5 mg/100 mL)
  • edema pulmonar.
  • lesión hepatocelular (concentración sérica de alanina aminotransferasa más del doble del límite normal).
  • disfunción hemática (recuento plaquetario <100 000/L o coagulación intravascular diseminada.
  • El síndrome HELLP (hemólisis, elevación de las enzimas hepáticas, plaquetopenia) representa un subgrupo especial de preeclampsia grave.

La preeclampsia desaparece al cabo de pocas semanas tras el parto. En las embarazadas con preeclampsia antes de la semana 37 de gestación, el parto reduce la morbilidad de la madre pero expone al feto al riesgo de un parto prematuro.

 

Tratamiento

En el caso de mujeres con preeclampsia grave se recomienda la inducción del parto. El tratamiento definitivo de la preeclampsia es el parto con salida del feto y la placenta.

El labetalol e hidralazina intravenosos son los fármacos más usuales para el tratamiento de la preeclampsia. La presión arterial alta se debe disminuir de manera lenta para evitar la hipotensión y la disminución del flujo sanguíneo al feto. El sulfato de magnesio es el fármaco más apropiado para evitar y tratar las convulsiones por eclampsia.

 

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...