Diagnóstico de diabetes mellitus por laboratorio

Diagnóstico de diabetes mellitus por laboratorio
Diagnóstico de diabetes mellitus por laboratorio

Aunque la diabetes puede manifestarse clínicamente, el diagnóstico más certero se realiza mediante algunas pruebas comunes y disponibles de laboratorio.

Sospecha clínica de diabetes

El diagnóstico clínico puede ser evidente el algunos pacientes, por ejemplo en algunos con deficiencia de insulina de inicio lento e insidioso hay una disminución considerable de la grasa subcutánea.

La poliuria y la polidipsia pueden ser los síntomas iniciales en algunos pacientes con diabetes tipo 2; muchos otros tienen un inicio insidioso de hiperglucemia y en un principio permanecen asintomáticos.

Algunos pacientes con diabetes tipo 2 tienen evidencia de complicaciones neuropáticas o cardiovasculares al momento del diagnóstico.

Muchos pacientes con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad; algunos que no tienen obesidad significativa, a menudo tienen depósitos adiposos de localización característica en el segmento superior del cuerpo y relativamente menos grasa en las extremidades.

Los pacientes que tienen acantosis nigricans presentan resistencia significativa a la insulina; hay hiperpigmentación e hiperqueratosis en la piel de axilas, ingles y parte posterior del cuello.

 

Pruebas de laboratorio

Una concentración plasmática de glucosa de 126 mg/100 ml (7 mmol/L) o mayor en más de una ocasión después de un ayuno mínimo de 8 horas es diagnóstica de diabetes mellitus.

La concentración de glucosa plasmática en ayuno de 100 a 125 mg/100 ml (5.6 a 6.9 mmol/L) se asocia con aumento en el riesgo de diabetes.

Una prueba de tolerancia a la glucosa oral es normal si la concentración plasmática venosa de glucosa en ayuno es <100 mg/100 ml (5.6 mmol/L) y la concentración a las 2 horas cae a menos de 140 mg/100 ml (7.8 mmol/L).

Un valor en ayuno de 126 mg/100 ml (7 mmol/L) o más, o una concentración >200 mg/100 ml (11.1 mmol/L) a las dos horas son diagnósticos de diabetes mellitus en la prueba de tolerancia a la glucosa oral.

En la prueba de tolerancia a la glucosa oral, los pacientes con concentraciones de 140 a 199 mg/100 ml (7.8 a 11.1 mmol/L) a 2 horas tienen tolerancia anormal a la glucosa.

La hemoglobina se une con la glucosa mediante reacciones tipo cetoamina entre la glucosa y otros azúcares con los grupos amino libres de las cadenas a y ß. La principal forma de HbA1 es la hemoglobina A1 es la hemoglobina A1c (HbA1c), en la cual el carbohidrato es la glucosa.

La HbA1c comprende 4 a 6% de la hemoglobina A1 total. La fracción A1c de la hemoglobina se eleva sobre el nivel normal en los diabéticos con hiperglucemia crónica.

Las vitaminas C y E pueden reducir en forma falsa los resultados de la prueba de hemoglobina A1c, tal vez porque inhiben la glucosilación de la hemoglobina.

Las ventajas de usar la HbA1c para diagnosticar la diabetes es que no es necesario el ayuno; tiene menor variabilidad intraindividual que la prueba de glucosa en ayuno y la prueba de tolerancia a la glucosa oral; y proporciona una estimación del control de la glucosa en los dos o tres meses previos.

Las personas con concentraciones de HbA1c de 5.7 a 6.4% deben considerarse con riesgo alto de desarrollar diabetes (prediabetes).

 

Homo medicus

 


 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...