¿Qué es la insulina?

¿Qué es la insulina?
¿Qué es la insulina?

Frederick Sanger logró reconstruir la secuencia completa de la insulina, logro por el cual recibió un premio Nobel en 1958. La insulina fue el primer péptido del cual se determinó la estructura primaria y la primera molécula terapéutica fabricada mediante tecnología de ADN recombinante.

La insulina está compuesta por 51 aminoácidos dispuestos en dos cadenas polipeptídicas, designadas como A, con 21 aminoácidos, y B con 30 aminoácidos, unidas por dos puentes disulfuro. La molécula de insulina contiene también un puente disulfuro intramolecular entre los residuos de aminoácidos de la cadena A.

La insulina es una hormona peptídica producida por las células ß de los islotes de Langerhans, que son agrupamientos de células que están incluidas en la porción endocrina del páncreas. Su nombre «insulina» procede del vocablo latín «ínsula», que significa isla.

La insulina es secretada por las células beta de los islotes del páncreas en respuesta a un incremento de la concentración de glucosa en la sangre portal.

Ciertas proteínas son sintetizadas y secretadas como proteínas precursoras inactivas conocidas como proproteínas. La proteólisis selectiva o parcial convierte una proproteína por medio de uno o más “cortes” proteolíticos sucesivos en una forma que muestra la actividad característica de la proteína madura. La hormona insulina es sintetizada como una proproteina (proinsulina).

La biosíntesis implica la producción de dos precursores inactivos, la preproinsulina y la proinsulina, que son secuencialmente escindidos para formar la hormona activa más el péptido de conexión o péptido C que es esencial para el plegamiento adecuado de la insulina. La insulina se almacena en el citosol en gránulos que se liberan mediante exocitosis tras el estímulo adecuado.

La insulina es degradada por la enzima degradadora de insulina, que se encuentra en el hígado y, en menor grado, en los riñones. Tiene una semivida plasmática de unos 6 min. Esta corta duración de acción permite cambios rápidos en los niveles circulantes de la hormona.

La insulina es la hormona más importante que coordina el uso que hacen los tejidos de los combustibles. Sus efectos metabólicos son anabólicos, favoreciendo, por ejemplo, la síntesis de glucógeno, triacilgliceroles y proteínas.

La formación y utilización de reservas de triacilgliceroles y glucógeno, y el grado en el cual los tejidos captan glucosa y la oxidan, están en su mayor parte controlados por las hormonas insulina y glucagón. Los tejidos muscular y adiposo sólo captan glucosa a partir del torrente sanguíneo en respuesta a la hormona insulina.

 

 

 

Homo medicus

 


 

Fuente:

  • Harvey R. Bioquímica. 6 Ed. Wolters Kluwer Health España. 2014
  • Rodwell V. , et. al. Harper, Bioquímica. 31 Ed. McGraw-Hill. 2019

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...