El ácido acetilsalicílico como antiagregante plaquetario

El ácido acetilsalicílico como antiagregante plaquetario
El ácido acetilsalicílico como antiagregante plaquetario

El ácido acetilsalicílico es el antiagregante plaquetario más utilizado en todo el mundo, por ser económico y muy eficaz; se emplea como base para la mayor parte de las estrategias antiplaquetarias.

Mecanismo de acción

El efecto antitrombótico del ácido acetilsalicílico consiste en la acetilación irreversible e inhibición de la ciclooxigenasa plaquetaria (COX)-1, enzima crucial para la biosíntesis de tromboxano A2.

A dosis elevadas (casi 1 g/día), el ácido acetilsalicílico también inhibe la COX-2, una isoforma de la COX inducible que se encuentra en las células endoteliales e inflamatorias.  En las células endoteliales, la COX- 2 inicia la síntesis de prostaciclina, un vasodilatador potente e inhibidor de la agregación plaquetaria.

Indicaciones

El ácido acetilsalicílico se utiliza para la prevención secundaria de las complicaciones cardiovasculares en los pacientes con arteriopatía coronaria, alteraciones vasculares cerebrales o vasculopatías periféricas.

Reduce el riesgo de defunción por causas cardiovasculares, infarto del miocardio o apoplejía.

También se utiliza para la prevención primaria en los pacientes con riesgo de infarto del miocardio. Es recomendable en  pacientes >40 años de edad con dos o más factores de riesgo significativos para enfermedades cardiovasculares o a aquellos >50 años con uno o más de estos factores de riesgo.

El ácido acetilsalicílico es tan eficaz en varones como en mujeres. En los varones, reduce principalmente el riesgo de infarto del miocardio, en tanto que en las mujeres disminuye el riesgo de apoplejía.

Dosis

75 a 325 mg diarios en una sola toma.

Las dosis mayores no son más eficaces, la eficacia disminuye conforme aumenta la dosis.

Cuando es necesario inhibir rápidamente las plaquetas, se administra una dosis inicial mínima de 160 mg.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes se observan en el aparato digestivo: dispepsia, gastritis erosiva o úlceras pépticas con hemorragia y perforación.

Estos efectos secundarios son directamente proporcionales a la dosis.

El riesgo global con el ácido acetilsalicílico es de 1 a 3% por año.

El riesgo de padecer una hemorragia abundante  aumenta cuando se administra con otros antiagregantes plaquetarios como clopidogrel, o con anticoagulantes, como warfarina.  Cuando se administra un tratamiento combinado la dosis se reduce (75 a 100 mg/día).

La erradicación de la infección por Helicobacter pylori y la administración de inhibidores de la bomba de protones reduce el riesgo de hemorragia digestiva por ácido acetilsalicílico en pacientes con úlcera péptica.

No se debe administrar ácido acetilsalicílico a los pacientes con antecedentes de alergia a este fármaco.

La sobredosis de ácido acetilsalicílico es hepatotóxica y nefrotóxica.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...