¿Qué es la tiroliberina (TRH)?

¿Qué es la tiroliberina?
¿Qué es la tiroliberina?

La secreción adenohipofisaria de tirotropina (TSH) se encuentra regulada por la tiroliberina, una hormona procedente del hipotálamo. Es secretada por las terminaciones nerviosas de la eminencia media del hipotálamo. A continuación, los vasos porta hipotalámico-hipofisarios transportan la TRH desde la eminencia media hasta la adenohipófisis.

La tiroliberina o TRH es una amida tripeptídica: piroglutamil-histidil-prolina-amida que actúa directamente sobre las células de la adenohipófisis incrementando la producción de tirotropina (TSH).

Cuando por alguna circunstancia se bloquea el sistema porta que conecta el hipotálamo con la adenohipófisis, la secreción adenohipofisaria de TSH desciende, aunque no llega a desaparecer.

El mecanismo molecular mediante el cual la tiroliberina estimula a las células adenohipofisarias secretoras de tirotropina para que sinteticen esta hormona consiste, en primer lugar, en su unión a los receptores de TRH de la membrana celular de la hipófisis. A su vez, este proceso activa el sistema de segundo mensajero de la fosfolipasa en las células hipofisarias, haciendo que produzcan grandes cantidades de fosfolipasa C; La fosfolipasa C inicia una cascada de otros segundos mensajeros, como los iones calcio y el diacilglicerol que, en última instancia, inducen la liberación de TSH.

Uno de los estímulos más conocidos de la secreción de Tiroliberina (TRH) por el hipotálamo y, por consiguiente, de la secreción de Tirotropina (TSH) por la adenohipófisis es la exposición al frío. Este efecto obedece casi con toda seguridad a la excitación de los centros hipotalámicos encargados de controlar la temperatura corporal.

Algunas reacciones emocionales también afectan a la producción de Tiroliberina y Tirotropina, por lo que repercuten de forma indirecta en la secreción de las hormonas tiroideas. La excitación y la ansiedad inducen una caída aguda de la secreción de Tirotropina (TSH), debida quizá a que estos estados elevan el metabolismo y el calor corporal, ejerciendo así un efecto inverso sobre el centro de control del calor.

 

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...