¿Qué son las variantes genómicas en seres humanos?

¿Qué son las variantes genómicas en seres humanos?
¿Qué son las variantes genómicas en seres humanos?

Las variantes en el genoma constituyen la base biológica esencial de todos los rasgos y enfermedades hereditarios. Este término se refiere a las diferencias en la secuencia de nucleótidos del ADN entre individuos. La amplia diversidad de variaciones genómicas abarca un espectro que va desde cambios en un solo par de bases, conocidos como variantes de un solo nucleótido (SNV o SNP, por sus siglas en inglés, Single Nucleotide Variant o Single Nucleotide Polymorphism), hasta situaciones más extensas que involucran millones o incluso miles de millones de pares de bases.

En el extremo más pequeño de esta escala, las variantes de un solo nucleótido implican la sustitución de un único nucleótido por otro en la secuencia del ADN. Estas variantes son comunes en el genoma humano y pueden tener consecuencias variadas, desde cambios insignificantes hasta alteraciones significativas en la función génica. Los SNPs son especialmente relevantes en la genética de poblaciones y en la investigación de asociaciones genéticas con enfermedades y características específicas.

Por otro lado, en el extremo más grande del espectro se encuentran situaciones como la triploidía, que implica la presencia de tres conjuntos completos de cromosomas en lugar de los dos habituales. Esta condición resulta en una variación genómica significativa y suele llevar a problemas de desarrollo y salud.

Entre estos extremos, existen numerosas variaciones genómicas, como inserciones, deleciones, duplicaciones y translocaciones, que afectan a diferentes longitudes de secuencia y pueden tener consecuencias variables en la función genética y la expresión de rasgos. La variabilidad genómica es esencial para la evolución y la adaptación de las especies, pero también puede contribuir a la susceptibilidad a enfermedades hereditarias.

Las categorías de variantes genómicas son clasificaciones que agrupan distintos tipos de variaciones en el genoma humano. Estas categorías son útiles porque permiten organizar y comprender la diversidad genética de manera más manejable y descriptiva. Dado que el espectro de variación genómica es amplio y abarca desde pequeñas alteraciones hasta cambios estructurales extensos, las categorías proporcionan una forma estructurada de abordar esta complejidad.

Algunas de las categorías de variantes genómicas comunes incluyen:

  • Variantes de un solo nucleótido (SNV o SNP): Implican cambios en un solo par de bases en la secuencia de ADN. Ejemplos comunes son las sustituciones, donde un nucleótido se reemplaza por otro.
  • Inserciones y deleciones (Indels): Involucran la adición o eliminación de uno o más nucleótidos en la secuencia del ADN.
  • Duplicaciones y deleciones de grandes fragmentos: Involucran la copia adicional o pérdida de segmentos extensos del ADN.
  • Rearreglos cromosómicos: Incluyen translocaciones, inversiones y otras alteraciones en la estructura de los cromosomas.
  • Variaciones en el número de copias (CNV): Implican la duplicación o pérdida de segmentos cromosómicos enteros, lo que puede tener un impacto significativo en la expresión génica.
  • Variantes estructurales complejas: Combinaciones de diferentes tipos de alteraciones estructurales que afectan la organización del genoma.

Estas categorías permiten a los científicos y genetistas estudiar y comprender patrones específicos de variación genómica en poblaciones o individuos. Además, son esenciales en la investigación genética y clínica, ya que ciertos tipos de variantes pueden estar asociados con enfermedades hereditarias o susceptibilidad a ciertas condiciones.

 

Relación de las variantes genómicas con la salud y enfermedad

Una dimensión crucial dentro del amplio espectro de variantes genómicas es su relación con la salud y la enfermedad. Esta dimensión se refiere a la capacidad de las variantes genéticas para influir en el estado de salud de un individuo y su predisposición a ciertas condiciones médicas. La interpretación de estas asociaciones entre variantes genómicas y salud es esencial en la genética médica y la investigación clínica.

Algunas variantes genómicas están directamente relacionadas con enfermedades hereditarias. Estas variantes pueden ser de carácter dominante, donde una sola copia alterada del gen es suficiente para manifestar la enfermedad, o recesivo, donde se requieren dos copias alteradas. Ejemplos incluyen mutaciones en genes asociados con trastornos como la fibrosis quística, la hemofilia o la distrofia muscular.

Además de las variantes genéticas clásicas vinculadas a enfermedades monogénicas, existen variantes poligénicas que contribuyen al riesgo de enfermedades multifactoriales, como enfermedades cardiovasculares, diabetes o ciertos tipos de cáncer. Estas variantes pueden interactuar entre sí y con factores ambientales, lo que complica la relación genotipo-fenotipo.

El estudio de la genómica de la salud también ha llevado al desarrollo de la medicina de precisión, que busca personalizar el tratamiento y la prevención de enfermedades según la información genómica de cada individuo. Al comprender cómo ciertas variantes genéticas pueden influir en la respuesta a medicamentos o en la susceptibilidad a enfermedades, los profesionales de la salud pueden tomar decisiones más informadas y adaptar las intervenciones médicas de manera más efectiva.

¿Qué son las variantes genómicas en seres humanos?

¿Qué son las variantes genómicas en seres humanos?

Existe la amplia gama de impactos que las variantes de un solo nucleótido (SNVs o SNPs) pueden tener en el desarrollo y la salud de un organismo. Una variante de un solo nucleótido implica un cambio en una posición específica del ADN, donde un nucleótido es reemplazado por otro. Este cambio puede tener consecuencias que varían desde ser completamente devastadoras hasta no tener ninguna consecuencia biológica aparente.

En el extremo más grave de esta escala, algunas variantes de un solo nucleótido pueden ser tan perjudiciales que resultan en una mortalidad del 100% en las etapas tempranas del desarrollo embrionario. Estas variantes pueden afectar genes esenciales para la supervivencia y el desarrollo adecuado del organismo. En tales casos, el embrión no puede sobrevivir y el desarrollo se interrumpe, a menudo antes de que se llegue a la fase de implantación en el útero.

Por otro lado, en el extremo opuesto del espectro, cada individuo típicamente lleva más de un millón de variantes de un solo nucleótido sin consecuencias biológicas conocidas. Estas variantes pueden estar presentes en regiones no codificantes del genoma o en genes que no afectan de manera significativa la función del producto génico. En muchos casos, estas variantes son comunes en la población y se consideran polimorfismos genéticos normales, contribuyendo a la diversidad genética entre individuos sin causar efectos perjudiciales.

Esta variabilidad en el impacto de las variantes de un solo nucleótido destaca la complejidad de la genética y la diversidad genómica. Mientras que algunas variantes son cruciales y pueden tener consecuencias devastadoras, otras son toleradas por el organismo y no tienen efectos discernibles en la salud. La investigación genómica y la medicina de precisión buscan comprender mejor estas variantes y sus implicaciones para la salud humana, especialmente aquellas asociadas con enfermedades genéticas y susceptibilidad a condiciones médicas

 

 

Homo medicus

 


 

¡Gracias por visitarnos!

 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...