Diagnóstico clínico de enfermedades dermatológicas.

Diagnóstico clínico de enfermedades dermatológicas.
Diagnóstico clínico de enfermedades dermatológicas.

El diagnóstico de las enfermedades dermatológicas por lo regular es clínico y se basa en la identificación e investigación de manifestaciones cutáneas conocidas como “lesiones elementales”, así como una serie de patrones que son identificados a fin de clasificarlos en alguna enfermedad concreta previamente descrita.

Como las lesiones son manifestaciones de diferentes factores, es necesario investigar sobre otras manifestaciones, antecedentes y causas a fin de integrar un diagnóstico integral y por supuesto establecer el tratamiento correcto.

En la investigación de las enfermedades dermatológicas se incluye lo siguiente:

  • Interrogatorio para obtener el tiempo de evolución, los síntomas asociados, la forma de inicio, la causa a la que se atribuye y si corresponde, la terapéutica empleada.
  • Examen de las lesiones en la piel describiendo localización o topografía, morfología y evolución de las lesiones.
  • Examen del resto de la piel y los anexos que debe incluir inspección del pelo, las uñas, las mucosas y los ganglios linfáticos.
  • Exámenes complementarios en caso de sospecha de enfermedades sistémicas o para diagnóstico definitivo.

Ficha de Identificación del Paciente

Motivo de la consulta: se explica cual es la razón que llevo al paciente a buscar ayuda por ejemplo, presencia de prurito, dolor, inconformidad estética, minusvalidez, o la obtención de certificado de salud, otras.

Examen dermatológico que incluye:

Topografía: Localizada, diseminada o generalizada; segmento afectado; predominio en: segmentos, regiones expuestas o cubiertas,
caras externas o internas de extremidades; simetría o asimetría;
localizaciones especiales; si es generalizada señalar áreas respetadas.

Morfología: Aspecto monomorfo o polimorfo; enumeración de las lesiones elementales; descripción de las mismas: número, tamaño, forma, modo de agrupación, color, límites o bordes, estado de la superficie, aspecto y, si es posible, comparar con una referencia conocida.

Evolución: Aguda, subaguda o crónica.

Síntomas: la aparición de síntomas asociados a las lesiones, así como de otros que aparentemente no se encuentran relacionados.

Exploración del resto de la piel y sus anexos: Piel cabelluda y pelo; cejas; pestañas; uñas; mucosas ocular, nasal, bucal, vaginal y anorrectal; ganglios, sobre todo regionales, troncos nerviosos, sensibilidad al dolor, a la temperatura y alteraciones tróficas en piel.

Otra información: fecha y modo de inicio, causa aparente, evolución, síntomas

Terapéutica previa: con hincapié en remedios caseros y nombres de medicamentos.

Enfermedades previas: dermatosis anteriores y otros padecimientos relacionados.

Diagnóstico dermatológico presuntivo: se realiza un primer diagnóstico basado en el exámen que puede ser Sintomático (basado en síntomas), sindromático (combinación de signos y síntomas), nosológico (basado en la posible explicación de la causa.).

Exámenes complementarios: Se realiza exámenes de laboratorio y gabinete, estudios microbiológicos, biopsia y otros para determinar las causas o sus relaciones con enfermedades sistémicas.

Diagnóstico dermatológico definitivo: Cuando es posible y es basado en la integración de la clínica los exámenes complementarios y el diagnóstico histopatológico, inmunológico, etc, según corresponda.

 

 

 

Homo medicus

 


 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...